La historia sin fin

0
148

Notas de prensa, discursos políticos, promesas de campaña, reclamos, peticiones y preocupación de los gremios, decenas de editoriales como esta en torno al tema de la sequía hemos escrito durante más de 20 años. Es un tema recurrente e instalado hace mucho tiempo.
El intendente Renán Fuentealba lo tuvo como prioridad y tuvo la iniciativa para construir el gran embalse Puclaro. Felipe del Río y Ricardo Cifuentes con la aplicación de políticas de riego, Sergio Gahona y su intento de “siembra de nubes”, Mario Burlé y su campaña para reducir el consumo doméstico, Juan Manuel Fuenzalida Hanne Utreras, Claudio Ibáñez, Lucía Pinto, Pablo Herman. Todos tuvieron que enfrentar el mismo tema. ¿Y? Aquí estamos.
Basta un par de lluvias para que todos se olviden y vuelva el ciclo a repetirse. En enero preocupados porque no hay deshielos y en abril del próximo año en situación extrema entregando bonos y fardos de pasto. El cuento es demasiado viejo. Las medidas solo tapan el hoyo, pero no arreglan en camino.
Esta semana nos enfrentamos a las más altas temperaturas históricas de invierno en el valle de Elqui que sin duda deben haber tenido un efecto directo en la disponibilidad de nieve en la alta cordillera. Y en el mundo el fenómeno del niño está generando estragos.
Las cifras además las sabemos con claridad. En nuestra zona el problema no es la disponibilidad de agua para el consumo humano. Sabemos que más del 70% del agua se usa en agricultura, cerca de un 12% en minería y el resto en uso industrial y consumo humano. Las mineras están trabajando fuertemente en desalar agua y se esfuerzan por solucionar su propio problema. Está claro que este es un tema preocupante para la agricultura.
La pregunta entonces es qué tan urgente sigue siendo para nosotros la seguridad hídrica. Qué prioridad tienen los embalses de cabecera para Limarí y Choapa. Y qué orden se da a las estrategias de largo plazo para este tema.
Y en el caso de las comunidades agrícolas y las zonas rurales de secano como Río Hurtado, ya se probaron con mucho éxito sistemas para reutilizar aguas grises. Por qué esos mismos sistemas no se multiplican por 100, por 1000 en toda la región. ¿Qué esperan?
Hoy la promesa nuevamente es por un par de plantas desaladora. Ya veremos de qué se trata. En fin. Para esto, entre otros motivos, es indispensable la Estrategia Regional de Desarrollo.

Víctor H. Villagrán
Editor Semanario Tiempo