Marcelo Gutiérrez, Provincia Elqui: Decisión de reabrir Paso Agua Negra queda en manos de Santiago, pese a ya estar totalmente habilitado para funcionar

0
111

Se habilitaron protocolos covid-19 y ante una eventual puesta en marcha se instalaría una barrera sanitaria similar a la existente en Pichidangui. Servicios como PDI, SAG, Aduanas asisten al complejo Juntas del Toro de forma intermitente, afirma la autoridad, y una dotación de 15 carabineros se encuentra de manera estable.
Santiago manda parece ser el lema. Esto luego que el Gobernador de la provincia Elqui, Marcelo Gutiérrez, confirmara a Semanario Tiempo que será el Ministerio de Interior y la Cancillería los organismos que adoptarán la decisión si comienza a funcionar el Paso Internacional Agua Negra.
La autoridad sostiene que si bien los servicios del complejo Juntas del Toro se encuentran habilitados en un 100%, la suspensión de las fronteras terrestres mantiene a la principal vía de llegadas de argentinos cerrada.
Los servicios están funcionando y suben intermitentemente a verificar el estado de los equipos y las instalaciones. “Y si el día de mañana se decide abrir el Paso Agua Negra, inmediatamente la seremi de Salud va a poner una barrera sanitaria muy parecida y con las características a la que está en Pichidangui. Además lo acondicionamos para que cumpliera con todos los protocolos de distanciamiento social y protocolos covid”, menciona Gutiérrez.

”Esta es una decisión que depende del nivel central, que corresponde al Ministerio de Interior con Cancillería. Pero nosotros como administrador del Complejo Juntas del Toro, nuestra misión es mantenerlo al día y en óptimas condiciones, el resto ya depende del nivel central”, reitera la autoridad.

Solo una dotación de 15 carabineros se encuentra de manera estable en el punto, sumado a que un coordinador del recinto que sube todas las semanas al complejo, similar a lo que realiza la PDI, SAG y Aduanas, servicios que también operan durante la temporada estival.
Tradicionalmente Agua Negra comienza su funcionamiento durante los primeros días de diciembre de cada año y se extiende hasta mediados de abril, cuando las condiciones climáticas así lo permiten.Según Gutiérrez, el Intendente Pablo Herman monitorea el asunto diariamente y “está muy pendiente que el paso esté en óptimas condiciones para que apenas se den las condiciones, se abra”.
Respecto a dicho monitoreo y sobre cuándo podría definitivamente tomarse la decisión de aperturar esta temporada el corredor, dice el gobernador, se deben considerar los factores externos, principalmente de sanidad.