Minera Los Pelambres deberá presentar plan a la autoridad marítima para remover partes tras incidente en el proyecto INCO

0
128

Luego de las marejadas a inicios de semana, se produjo el desplazamiento de la plataforma offshore, denominada Jack-Up, estructura que apoya la ejecución de las obras marítimas necesarias para el posicionamiento definitivo de las tuberías de captación de agua de mar y descarga de salmuera en la Bahía de Los Vilos.

Minera Los Pelambres, el yacimiento cuprífero más productivo del grupo Antofagasta Minerals, tuvo un incidente en las obras marinas del proyecto de Infraestructura Complementaria (INCO), que contempla la construcción de una planta desalinizadora para sus procesos productivos, en el sector de Puerto Chungo, comuna de Los Vilos.
Los trabajos son desarrollados por la empresa Belfi, constructora que ejecuta una de las faenas principales de esa iniciativa, valorizada en US$2.200 millones y que prometía habilitar el complejo de captación de agua de mar para fines de este año.
Según la empresa cuprífera, se dio aviso inmediato a la autoridad marítima y se activó el protocolo de comunicación de incidentes a las organizaciones de pescadores cercanas a las obras del proyecto, a quienes se les está informando las características del hecho.

Las fuertes marejadas de inicios de esta semana, producto de las complejas condiciones climáticas, se produjo el desplazamiento de la plataforma offshore, denominada Jack-Up, estructura que apoya la ejecución de las obras marítimas necesarias para el posicionamiento definitivo de las tuberías de captación de agua de mar y descarga de salmuera en la Bahía de Los Vilos, la cual terminó varada en la orilla de la playa Amarilla.
“No había trabajadores en la estructura por lo que no se registraron personas afectadas. Debido a las marejadas la autoridad marítima ha declarado cierre de puerto. Sin embargo, se mantendrá un monitoreo en el sector desde la orilla y aéreo mediante drones para verificar las condiciones en la zona”, dijo la empresa.
Sin embargo, la autoridad marítima solicitó a la compañía presentar un plan para remover y extraer todos los elementos que se encontraban a bordo al momento del incidente, esto de acuerdo a la normativa vigente. Dicho programa deberá contar con una empresa especialista, certificada por la Directemar, para monitorear la zona, puesto que, aunque no hay evidencia de presencia de afectación ambiental, se debe mantener un estricto control en caso de que alguna traza de contaminación pudiera presentarse.

Tras el incidente se desplegó en el lugar una cuadrilla de especialista en labores de limpieza de la costa. Ello, mientras el Concejo Municipal de Los Vilos, solicitará a Superintendencia de Medio Ambiente, adoptar medida provisional de clausura temporal, parcial o total, de instalaciones asociadas al proyecto INCO y la construcción de la planta desaladora.
A juicio del cuerpo colegiado, existe preocupación por elementos depositados en el fondo marino, que, según la Armada, son contenedores con 1.440 litros de diésel, 470 litros de aceite vegetal y la grúa que operaba en la plataforma.
Por su parte, el fiscal de Los Vilos, Rodrigo Gómez, informó que se desplegarán equipos de buzos para revisar si hubo o no derrame de hidrocarburos, y encargó diligencias a la Brigada de Investigación Criminal y la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural de la PDI para establecer si hubo daño.