Estirar la temporada alta del turismo

0
86

Hermosos, realmente hermosos días los que se han vivido las últimas semanas. Y quienes han tenido la oportunidad de salir como “turistas locales” se darán cuenta de que Punta Choros está libre, en perfecto estado y disponible. Lo mismo con el valle de Elqui o Tongoy, con todo su potencial esperando turistas.
Entonces surge la necesidad de insistir en la búsqueda de más promoción y estrategias comerciales para explotar con mayor fuerza y convicción el mes de marzo.
El cierre de temporada sin duda debería producirse después de Semana Santa y no el 1 de marzo. Estamos perdiendo un tiempo precioso para atraer a miles de personas, sin hijos en el colegio ni responsabilidades de marzo y que pueden perfectamente aprovechar las bondades de nuestra región en los días de marzo.
De hecho, en esta línea, llama la atención que la región de Valparaíso en estos días realice una intervención de promoción turística en el corazón de Santiago y en la plaza de Ñuñoa.
Según SERNATUR nacional, en la próxima Semana Santa las tres principales regiones de origen serían la Metropoli-tana (50,9% de viajes emitidos), Valparaíso (7,9% de viajes emitidos) y Biobío (7,7% de viajes emitidos), mientras las tres principales regiones de destino corresponderían a Valparaíso (27,5% de viajes recibidos), Metropolitana (10,84% de viajes recibidos) y O’Higgins (10,80% de viajes recibidos).
Se proyecta que las comunas que recibirán la mayor cantidad de viajes serán: Viña del Mar (32.674 viajes), El Tabo (31.489 viajes), El Quisco (28.080 viajes), Algarrobo (27.101 viajes) y Valparaíso (20.306 viajes).
Y entonces no es casual que sean esas y no nuestras zonas de la región de Coquimbo las que destaquen en estas fechas.
Es indispensable que se tenga una visión mejor planificada y se establezcan políticas consistentes con nuestra matriz económica, que supuestamente tiene al turismo como un pilar de desarrollo, pero que no necesariamente se traduce en acciones permanentes y bien direccionadas para atraer más y mejores turistas.
Es indispensable que desde el gobierno retomen el trabajo de la estrategia regional de Desarrollo, ubicando al turismo en el lugar que se merece y proyectando cada año el aumento de la “temporada alta”.

Víctor H. Villagrán
Editor Semanario Tiempo