Primer censo animal en el borde costerode la bahía de Coquimbo identificamás de 150 animales abandonados

0
181

La cooperativa de empresarios gastronómicos en convenio con Fundación Bienestar Animal Chile (FBA) con voluntarios recopilaron información sobre su control sanitario y se pudo identificar zonas con mayor abandono para implementar políticas de esterilización y adopción.

Con 12 voluntarios, repartidos por el borde costero, desde la Avenida de Aguirre en La Serena y hasta el terminal portuario en Coquimbo, Barrio del Mar y Fundación Bienestar Animal Chile lograron pesquisar 150 animales abandonados entre perros y gatos, con un porcentaje importante sin control sanitario, es decir, sin vacunas, antiparasitarios y esterilización; y muchos de ellos con afecciones físicas evidentes que van desde simples heridas o mordeduras hasta ceguera, artritis o tumores.
Para Felipe Contreras, representante de la Fundación Bienestar Animal (FBA) el balance tras haber realizado la pesquisa es positivo en especial por la convocatoria de voluntarios. Pero, lamentablemente, a pesar de la satisfacción que la fundación animalista siente tras haber concretado este gran paso, la realidad de los animales callejeros no es muy alentadora y el trabajo recién comienza. “Nos llamó bastante la atención la gran cantidad de perros que están abandonados en el sector puerto de Coquimbo, como también en el sector borde del faro de la Serena, por lo cual ya manejando estos datos podemos proyectar políticas públicas en torno a realizar campañas de esterilización, de antiparasitarios, de vacunas y, principalmente, dejarlos al día para que puedan entrar en proceso de adopción”.
Por su parte la Gerenta de la unión de empresarios Barrio del Mar, María Antonieta Zúñiga señaló que “por nuestra parte estamos intentando atender cualquier problemática que afecte al sector y es por eso que nos sumamos a cualquier iniciativa, más aún cuando está liderada por profesionales del área, que buscan remediar esta solución, minimizando el riesgo de las personas que transitan en el sector, mantener los espacios limpios y considerar el bienestar de estos animalitos”.

Amor animal
Si bien, el esfuerzo y el éxito de este primer censo recae en Barrio del Mar y FBA quienes, motivados por encontrar formas de solución concretas a la presencia de animales callejeros en el borde costero; nada habría sido posible sin la colaboración gratuita y desinteresada de los voluntarios.
Para la Licenciada en Trabajo Social, Paula Noriega Cerda su motivación para convertirse en colaboradora de esta iniciativa tiene que ver “con la intención de generar un cambio en la mirada que se tiene de los animales que se encuentran en la calle. Vi la publicación en Instagram y me pareció muy afín a mis intereses, ya que también hace un tiempo tengo una agrupación animalista que busca concientizar y hacer operativos de adopción para los animales abandonados”.
Por otra parte, para la voluntaria y bióloga marina del Departamento de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Coquimbo, Carolin Mondaca Schachermayer, la experiencia partió como una misión encomendada por sus superiores, pero a poco andar se trasformó en una motivación personal. “Mi hija tiene 10 años y, como te digo, ella fue el principal motor para participar. Muy sinceramente, pensé que iba a ser una jornada agotadora, quizás hasta fome, pero nos pareció muy entretenido. Pensé que elle se iba a aburrir, pero en realidad conocer la realidad de los animalitos nos pareció interesante y lo que fue muy muy chistoso fue el tema de los apodos que tenían. Ahí, también, encontramos muy divertida esa parte”, concluyó.

DATOS
Los resultados son claros, existe un porcentaje de 79, 3% de perros callejeros por sobre un 20, 7% de gatos encontrados en el mismo sector. Un 70% de estos animales no tienen casa y solo un 18% cuenta con algún distintivo como collar.
En cuanto al control sanitario básico, el 69, 3% está sin vacunas, el 70% sin antiparasitarios y el 40% no está esterilizado, lo que comprende un riesgo para ellos mismo y para las personas que transitan por el borde costero.
Y en relación a la condición física, muchos de estos seres vivos presentan heridas, cicatrices, mordeduras, sobre peso, cojeras y peor aún, algunos de ellos viven con patologías como ceguera, artritis o tumores.
Por último, si hablamos acerca de la habitabilidad de estos animales el 50,7% tiene domicilio local, es decir, son mascotas que se encuentran en la calle, pero habitan dentro de un espacio otorgado por un tutor comunitario o personal.
Los perros comunitarios comprenden un 38% del total de animales callejeros, o sea, se encuentran en la calle, pero son alimentados o cuidados por agrupaciones o terceros. Y en cuanto a las mascotas flotantes que deambulan por los sectores censados la estadística arrojó un 28,7%
En tanto, los animales asilvestrados o mascotas salvajes que se alimentan de otras especies como aves o roedores y habitan, principalmente, en cercanías de humedales o ríos asciende a un 14%.
Cifras concretas que ponen en evidencia la realidad de estos animales que deambulan a su suerte o sobreviven gracias a la preocupación de unos pocos y que a pesar de que, muchas veces, se convierten en un dolor de cabeza para empresarios y transeúntes del borde costero, necesitan soluciones efectivas que involucren darles un destino digno, sin necesidad del maltrato o el exterminio.