Ovalle cuenta con agua para consumo humano “suficiente”… pero en límite crítico

0
44

En comisión de Aguas y Recursos Hídricos del CORE, el gerente regional de la empresa sanitaria, Andrés Nazer, detalló que actualmente el embalse la Paloma, que abastece de agua a las familias de la capital del Limarí, se encuentra al 3% de su capacidad, por lo que trabajan en una propuesta de convenio con las organizaciones de riego, para priorizar el uso humano del recurso embalsado.

Dando cumplimiento al acuerdo N°13.759 del Consejo Regional, la comisión de Aguas y recursos Hídricos del cuerpo colegiado recibió en su última reunión al gerente regional de la empresa sanitaria Aguas del Valle, Andrés Nazer, con el fin de conocer detalles del proyecto desarrollado para el traslado de agua desalada desde La Serena-Coquimbo hacia Ovalle, una vez se construya la desaladora anunciada durante la última visita del Presidente Gabriel Boric a la región.
Además, se profundizó respecto del estado en que se encuentran los pozos en la comuna de Ovalle y en general la situación hídrica regional. Un panorama crítico en que la situación de la capital del Limarí concentró la atención, debido al riesgo latente en que se encuentra la disponibilidad de agua para el abastecimiento de los hogares.

En palabras de Nazer, “gracias a los acuerdos con las Juntas de Vigilancia del río Elqui y río Choapa, particularmente en Salamanca e Illapel, además de las obras de interconexión que realizamos para reforzar las aguas de Illapel con las aguas disponibles del río de Salamanca, hemos podido cubrir el requerimiento de los vecinos de la zona, sin embargo, la situación sigue siendo crítica”.
Respecto del panorama para Ovalle, señaló que “hemos estado trabajando con las juntas de vigilancia y las autoridades, para ayudar a cubrir las necesidades de la comuna con aguas de Limarí. Expusimos esta situación a los Cores y acordamos hacer una nueva reunión en marzo, para continuar avanzando y asegurar el agua para Ovalle, desde donde también se saca agua para sectores rurales, directamente desde nuestra planta de producción de agua potable”.

De esta forma, en Elqui, al llegar a niveles mínimos se destina el agua embalsada sólo para consumo humano, dando cierto grado de seguridad en la entrega del suministro. En Ovalle, actualmente existen aguas suficientes para el consumo humano, con un embalse la Paloma al 3% de su capacidad total, lo que pone a la comuna en un límite crítico, si esos recursos no se destinan sólo para bebida de la población. Finalmente, Illapel cuenta con 2 fuentes de abastecimiento, uno desde las fuentes propias de la ciudad, además del sistema de respaldo desde Salamanca, una conducción de 32 km realizada en 2021.

Tras la presentación, el presidente de la comisión de aguas y recursos Hídricos, Cristian Rondanelli, detalló que “hoy estamos en una situación compleja a nivel regional y Aguas del valle ha logrado acuerdos para asegurar el agua para consumo humano con lo que está embalsado. Sabemos que los embalses están en estado crítico, pero agua aún queda (…) En Limarí aún no se llega a un acuerdo y debe generarse un diálogo importante entre las organizaciones de regantes, Aguas del Valle y con los estamentos públicos, para ver cómo se va a asegurar aquello, porque hoy la situación de Ovalle es muy compleja”.

Tras la reunión de trabajo, la comisión, y luego el pleno del Consejo Regional, acordaron solicitar al gerente regional de Aguas del Valle una nueva reunión para presentar el plan de reúso de aguas grises que la sanitaria está implementando en la región, además de mantener informado al CORE sobre el estado de tramitación del estudio de Impacto ambiental para la planta desaladora de Coquimbo.

Actualmente la sanitaria Aguas del Valle abastece a más de 260 mil hogares en toda la Región de Coquimbo, más de 197 mil en Elqui; 43 mil en Limarí y 19 mil en Choapa. Además, cuenta con 19 Sistemas Sanitarios Rurales conectados, con más de 23 mil usuarios y más de 110 mil personas de zonas rurales más apartadas, abastecidas mediante camiones aljibe.