Bochornoso impasse entre Presidente Boric y Krist Naranjo agudiza la semana más negra del año para el Gobierno Regional

0
162

Ello en medio de la decisión del Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) quien declaró admisible un recurso presentado por 16 consejeros regionales en contra de la máxima autoridad, transformando a Naranjo en la primera persona que ostenta el cargo de Gobernador (a) Regional que arriesga la destitución.

“No están las condiciones para tomarme una fotografía con usted”. El relato es de la propia gobernadora de la región de Coquimbo, Krist Naranjo, y aludía a la respuesta que el presidente de la República, Gabriel Boric, habría dado momentos que ella le pedía una fotografía.
Y es que la primera autoridad regional envió un comunicado público acusando a Boric de faltarle el respeto, negándole el saludo inclusive, de manera prepotente, que quedó registrado en una imagen circuló no solo en la región de Coquimbo, sino también en otros puntos del país.
La declaración encendió nuevamente la polémica respecto a la gestión y figura de la máxima autoridad local. Esto luego que el día martes 04 de abril, el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) declaró admisible el recurso presentado por los 16 consejeros regionales de Coquimbo para solicitar su remoción por supuestas faltas a la probidad y notable abandono de deberes, como principales puntos.
Así, Naranjo se transformó en la primera autoridad del nuevo cargo (Gobernador (a) regional) que arriesga la destitución por una serie de hechos que apuntan a diversas situaciones que se han registrado a lo largo de su administración. En marzo pasado, la autoridad regional afirmó que eran acusaciones “sin ningún fundamento jurídico”: “las y los consejeros regionales están intentando destituir a la primera gobernadora mujer, independiente, electa en las urnas y no designada, por el método de la secretaría”, advirtió.
Naranjo fue elegida como gobernadora en las elecciones de 2021, donde presentó como independiente en un cupo del Partido Ecologista Verde (PEV). Allí sorprendió al superar en la primera vuelta al ex Intendente y ex subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes (DC), y en segunda a Marcos Sulantay (UDI), ambos actuales diputados.
Y cuando se pensaba que serían días más tranquilos tras la presentación del recurso por el CORE, y en medio de un viaje a Santiago para participar en la ceremonia por el Compromiso Transversal por la Seguridad, siendo invitada por la propia Presidencia, se viralizó esa imagen con Boric, quien justamente escogió a la región de Coquimbo como la primera zona del país tras ser electo presidente.
“Fue un momento de agravio por parte del Presidente de la República, quien dice desarrollar un Gobierno Feminista y democrático. Acá el tema no es la foto. Es el fondo y la forma. Él me habló de manera altanera, prepotente y no me dio tiempo para responderle”, agregó.
Además, expresó que Boric no sólo le habría faltado el respeto a ella, sino que a toda la región de Coquimbo. “No solo me faltó el respeto a mí como mujer y como autoridad, tan electa como él, sino que a los miles de habitantes que represento”. mencionó.
.
Para el diputado UDI Juan Manuel Fuenzalida, la acción de Boric no se trata de un agravio, sino que “se debió a que él es un gran impulsor del regionalismo y ve en los gobernadores regionales un avance muy importante”. “Entonces, cuando ve que la gestión no da el ancho y está siendo cuestionada por todos, claro que debe estar molesto, pero con ella, no con la región”, puntualizó.
“Crisis de seguridad, atraso en compra de vehículos de Carabineros, Pro Empleo parado tres meses, seguir sin respuestas por desaladoras o embalses, cae inversión pública, caminos sin pavimentar, electrificación rural detenida. Y la gobernadora pelea por foto con el presidente: desconexión total”, sostuvo el alcalde de Combarbalá, Pedro Castillo.

Contrapunto
Un contrapunto marcó el actual diputado, Ricardo Cifuentes, quién apuntó a que “siempre se debe mantener el respeto, más allá de las diferencias políticas, “más si se trata de una mujer. Yo separo las cosas, porque detrás de la gobernadora hay una persona que merece todo nuestro respeto”, indicó. Sin embargo, añadió que “cuando uno habla de ella en distintos lugares, hay una crítica grande, algo que uno escucha permanentemente a nivel nacional”.
Perder el foco
Para la seremi de Gobierno, Paulina Mora, levantar una polémica en medio de esa actividad que buscaba apoyar la seguridad pública, “es perder el foco de lo que la ciudadanía espera de sus autoridades”. “No podemos centrarnos en este tipo de situaciones, que no suman al debate por más seguridad ni por la descentralización que estamos impulsando con fuerza”, concluyó.