Amenaza de paro de microbuses no alterará cronograma de licitación de electrocorredor entre Coquimbo y La Serena

0
1383

Enviados de Santiago ayudaron a desactivar la movilización convocada por varios gremios. Ello, luego que el Gobierno “acompañará” a las asociaciones locales para que no queden fuera del proyecto que traerá una flota de 42 buses eléctricos de alto estándar, que moverá a más de 8 mil personas diarias entre el sector de Las Compañías, en la capital regional, y Sindempart y El Llano, en la ciudad puerto.

La amenaza estuvo latente por casi una semana, pero no se concretó. Un paro que agrupaba a los gremios más fuertes del transporte público mayor, de las ciudades de Coquimbo, La Serena y Ovalle, estuvo a punto de materializarse, de no mediar -y desactivar- autoridades de la zona, incluso enviados desde la cartera en Santiago.
¿El motivo? La última visita del ministro de Transportes, Juan Carlos Muñoz, quien en La Serena reiteró el compromiso que el presidente de la República, Gabriel Boric, realizara en su última Cuenta Pública: implementar un electro corredor con una flota de 42 buses eléctricos, de alto estándar, que recorrerán un trayecto definido entre la capital regional y la ciudad-puerto, dando el puntapié no solo de la llegada de la electromovilidad a la región de Coquimbo, sino la regulación de un porcentaje -cercano al 10%- del sistema. Ello dejó sus ripios.
Así, los gremios sostuvieron una reunión en Santiago con Muñoz, y regresaron a la espera de una respuesta por parte la autoridad sectorial. El martes 18 de julio se concretaría el paro, sin embargo, fue pospuesto por la contestación que traían tres altos representantes de la cartera. Todo finalizó con una reunión al día siguiente, donde no solo hubo humo blanco (se bajó el paro), sino que la movilización se pospuso indefinidamente, y sin alterar el cronograma de ejecución de la iniciativa.
De no haber inconvenientes, el Ministerio de Transportes, en agosto, recibiría ofertas de las empresas interesadas en operar los dos servicios, uno desde Sindempart y otro partiendo El Llano de Coquimbo, ambos terminando en el sector de Las Compañías de La Serena. Cerca de octubre, estarían las condiciones para estar adjudicando al privado que gane la licitación, para el mes siguiente firmar los contratos respectivos.
A mediados del segundo semestre del próximo año, los buses eléctricos podrían recorrer las calles de la conurbación.

Marcela Bolvarán, presidenta de la Asociación Gremial Lincosur, indicó que “fue una conversación larga con representantes del ministro y llegamos a la conclusión que vamos a trabajar en proyectos, donde nos van a colaborar. Y lo que necesitábamos es que nos extendieran el plazo para la licitación”. “Y en base a eso se trabajó, así que afortunadamente ya no habrá paro, pues llegamos a buenos términos. Lo importante es que se amplió el plazo que pedíamos para poder entrar en esta licitación, así que se ve un futuro más claro en esto. Y claro que estábamos inciertos, puesto que llegue la electromovilidad con operadores de afuera, sino nosotros tener la oportunidad de participar”, agregó la dirigente gremial.
Si bien dice Bolvarán que no se llegó a acuerdo respecto a la ampliación de los plazos, “sí se habló de retrasarlo para que podamos postular, puesto que son proyectos gigantes, y hay que estar bien atentos de las personas indicadas para poder participar”, dijo Bolvarán. Se estima que la variación del tiempo podría ser un mes, quizás un poco más.
Justo Álvarez, presidente regional y nacional del Gremio del Transporte Público Mayor, si bien “la licitación es una arista de la problemática, me quedo con lo positivo: el tema sigue su curso y tendremos tiempo para postular también”.

La seremi de Transportes en Coquimbo, Alejandra Maureira, comentó que “siempre hemos tenido un dialogo constante con el gremio de transporte público y de la misma manera, tuvimos la semana pasada reuniéndonos con ellos y con el ministro para poder escuchar sus demandas y requerimientos”. “Ahora tenemos un desafío común, que es buscar el fortalecimiento del sistema en la región, y para eso el trabajo debe ser colaborativo, y por eso se llegó a la conclusión que no habrá movilización, se baja y queremos transmitirle esa tranquilidad a la ciudadanía”, precisó.
En ese sentido, Maureira indicó que “los buses eléctricos van (…) Está avanzando en sus plazos correspondientes y queremos transmitir que es un proceso de licitación pública, en la que cualquier oferente puede postularse, y esperamos que los operadores regionales puedan también participar”.

Con la implementación del electrocorredor se movilizarán unas ocho mil personas al día. Los dos servicios tienen una extensión de 25 kilómetros, aproximadamente, y considera estándar Red, vale decir cobrador automático -en la primera etapa también será manual- Wifi, accesibilidad universal, aire acondicionado, USB, y GPS para que las personas sepan cuánto tiempo falta para que pase el próximo bus, cada una de las paradas, entre otras cualidades.
Sin embargo, los servicios deberán responder con mayor rigurosidad a la frecuencia de buses, tiempos de desplazamiento, horarios de atención establecidos, además que la fijación de la tarifa del pasaje estará sujetas a variables económicas objetivas, como el valor del dólar, los precios de la energía y la inflación, entre otras.