Agricultores de Zonas Rezagadas trabajan en cultivos hidropónicos apoyados por INIA INTIHUASI

0
145

El Programa financiado por el Gobierno Regional de Coquimbo, es la continuidad del Programa Introducción de Cultivos Hidropónicos Bajo Invernaderos ejecutado el año 2019 en las comunas de Canela, Combarbalá, Monte Patria y Punitaqui. Actualmente son 26 los nuevos beneficiarios, totalizando 36 beneficiarios, de los cuales el 61% son mujeres campesinas.

Punitaqui, 08 de diciembre de 2022, en esta comuna de la provincia del Limarí se desarrolló el Seminario de Lanzamiento del proyecto “Transferencia Tecnológica para cultivo de hortalizas hidropónicas en la Región de Coquimbo”, donde se reunieron los beneficiarios del programa junto a los profesionales del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y autoridades. Desde marzo de este año se trabajó en el diseño e importación de 30 invernaderos con requerimientos únicos, en dimensiones, manejo de temperaturas y calidad de materiales.
Otro de los hitos ha sido la compra de materiales e insumos para la habilitación de los sistemas hidropónicos, los cuales han sido entregados en su mayoría a los beneficiarios, con el apoyo de los municipios participantes y los equipos INDAP – Prodesal de cada comuna.
Claudio Salas, director regional de INIA INTIHUASI, señaló que “la región de Coquimbo está sufriendo un déficit del recurso hídrico importante e instancias como ésta hace que nos alineemos con el Ministerio de Agricultura, buscando alternativas para los pequeños agricultores, para que hagan agricultura, pero en las condiciones reales de la región, que es deficiencia hídrica. El equipo INIA viene trabajando con los beneficiarios hace varios meses, ya que se hizo la construcción de los invernaderos y hoy el primer trasplante. Esperamos ya que en 30 días puedan estar cosechando sus primeras lechugas”.
Rodrigo Gutiérrez, Coordinador Regional del programa Gestión Territorial de Zonas Rezagadas, manifestó que “estamos muy contentos de poder estar hoy día como Gobierno Regional aportando a las economías locales, economías domésticas y por el formato que se está aplicando, porque el 61% de los beneficiarios son mujeres”.
Omar Araya, uno de los beneficiarios narró que “Gracias a Dios se me dio la oportunidad de estar en este programa, en el que asistí a muchas partes en la cual una me llamo mucho la atención y fue una experiencia muy linda. Cuando fuimos a La Serena, había una nave muy gigante automatizada completa en el que se plantaba la lechuga chiquita y salía ya lista para su cosecha en el otro extremo, eso a mí me dejo impactado a lo que ha llegado el sistema hidropónico”.

La iniciativa también fue destacada por el Seremi de Agricultura de la Región de Coquimbo, Hernán Saavedra, quien señaló que este tipo de labores, “la creación de estos cultivos hidropónicos, les permite a los pequeños agricultores beneficiados acceder a una mayor seguridad económica y social, mejorando gracias a la transferencia de conocimientos y de tecnologías su calidad vida y la de sus familias. Un factor que es clave para nuestra gestión”.