Medio Ambiente evalúa protección ecológica en 550 hectáreas para Humedal río Elqui

0
74

Hubo un primer periodo de recepción de antecedentes que venció el 01 de octubre, donde se recibieron aportes de personas naturales y jurídicas, organizaciones no gubernamentales, centros de investigación, además de empresas inmobiliarias, entre otras. Existen tres criterios que establece la normativa, a saber, presencia de vegetación hidrófita (la asociada al humedal), el régimen hidrológico y presencia de suelos hídricos.

Durante este mes, el ministerio del Medio Ambiente trabaja en un segundo proceso para declarar la desembocadura del Río Elqui como Humedal Urbano, luego del conflicto por el avance en la construcción del proyecto “Condominio Ipanema”, iniciativa de la inmobiliaria ISiete, que provocó el descontento de agrupaciones ambientalistas, autoridades y parte de la comunidad en agosto.
Para ello, se está proponiendo una cartografía basada en estudios previos de delimitación y caracterización del humedal, financiado por el proyecto GEF de Humedales Costeros del Centro Sur de Chile. De acuerdo a Roberto Villablanca, profesional de Recursos Naturales de la Seremi del Medio Ambiente, se abrió un proceso para recibir los antecedentes de parte de la ciudadanía sobre la propuesta.
“La superficie alcanza las 549,2 hectáreas, cuyo límite debe ser revisados en base a la información que aportó la ciudadanía y la municipalidad de La Serena, siempre teniendo presente que lo de que debe declarar corresponda al ecosistema de humedal”, precisa. Agrega, que se tomaron en consideración los tres criterios que establece la normativa, a saber, presencia de vegetación hidrófita (la asociada al humedal), el régimen hidrológico y presencia de suelos hídricos.
El periodo de recepción de antecedentes venció el 01 de octubre y se recibieron numerosos aportes de parte de personas naturales y jurídicas, organizaciones no gubernamentales, centros de investigación, empresas inmobiliarias, entre otras.
“Estos antecedentes estarán disponibles en el expediente del proceso de reconocimiento de la desembocadura del río Elqui como Humedal Urbano, una vez que culmine el trámite administrativo”, dice.

Proyecto GEF
Carolina Vega, es coordinadora local del proyecto GEF Humedales Costeros de la zona Centro Sur de Chile. Se trata de una iniciativa amplia y dirigida por el Ministerio de Medio Ambiente (MMA), financiada por el Global Environment Facility (GEF), en alianza con ONU Medio Ambiente, que considera como objeto de estudio no solo al Humedal de la Desembocadura del Río Elqui, sino también a otros cuatro sitios piloto, entre Coquimbo y la Araucanía. La iniciativa realiza un diagnóstico del estado ecológico y aventurará diferentes acciones para su conservación.
El proyecto tiene por objetivo el estudio el humedal del río Elqui, por la importancia que reviste en torno a su biodiversidad; sus amenazas y presiones externas, además por los límites urbanos de una ciudad relevante como La Serena. En Coquimbo, el estudio justamente recae en la desembocadura Río Elqui. En el resto de regiones, se considera el Humedal Mantagua, en Valparaíso; Humedal Laguna de Cáhuil, en O’Higgins; Humedal Costero Rocuant-Andalién, en Biobío y Humedal de Queule, en la Araucanía.

Este proceso recibe los aportes de la unidad de Recursos Naturales y Biodiversidad de la Seremi del Medio Ambiente, además de otras 33 organizaciones como Ministerio de Obras Públicas y sus servicios (Dirección General de Aguas, Dirección de Obras Portuarias, Dirección de Obras Hidráulicas); el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, la Gobernación Marítima de Coquimbo, Sernapesca; algunas instituciones de la academia como Ceaza y la Universidad de La Serena, y las ONGs como Redaves, Eco Terra; el Centro Neotropical de Entrenamiento de Humedales, entre otras.
Vega confirma que “la propuesta que hizo el Ministerio del Medio Ambiente para la declaración de Humedal Urbano se basó en la consultoría de limitación que hizo el GEF”. Pero añade: “esto todavía no está cerrado, porque hubo un proceso de participación ciudadana y ahora se está en análisis de esas observaciones presentadas”. En el proyecto GEF la delimitación ecológica del humedal del río Elqui identificó una superficie ecológica de aproximadamente 568 hectáreas, que abarcan desde la desembocadura del río, hasta el sector de Altovalsol”.
El proyecto GEF es técnico y no resolutivo. Sin embargo, proporciona información técnica que permita la toma de decisiones de los diferentes actores involucrados. “Estamos trabajando en la generación de una buena gobernanza para el consenso de trabajo, en favor de la conservación del humedal”, destaca.

Además, se están desarrollando diferentes guías a considerar, en caso de una eventual intervención del sector, como una guía para ordenanzas municipales; otra para implementar la Ley de Humedales Urbanos; una de denuncias en humedales; de Buenas Prácticas -que regula el ámbito de construcción, extracción de áridos, turismo-, incluso una guía para el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental.
¿Cuál es su visión respecto al conflicto en la desembocadura del río?
“Es complejo el escenario porque existen diferentes administraciones del territorio. Pero, estamos trabajando con los distintos actores involucrados. Y, justamente, esta declaración de oficio del ministerio nació de la preocupación social que estaba desarrollándose en el humedal. Y en ese sentido, el GEF lo que ha hecho es apoyar este proceso en términos técnicos. Toda la información técnica que el proyecto tiene fue proporcionada y fue utilizada como insumo, y es el rol del proyecto ante la Ley de Humedal Urbano, ante todos los conflictos que se desarrollen”.