Juan Carlos Sáez, Corminco: “En la región tenemos tres grandes proyectos, los únicos nuevos: El Espino, Arqueros y Dominga”

0
283

Renovar los recursos de los yacimientos, reglas claras del juego, el proceso constituyente, evitar la fuGas de las inversiones, la falta de agua, mejorar la distribución energética y afianzar la colaboración pública privada representan los esfuerzos y el foco del gremio minero para generar mayor atracción en la actividad.

Agosto es el Mes de la Minería. La actividad es la que mayor dinamismo económico genera en la región de Coquimbo, pero que depende de factores externos para potenciar su productividad. Son varios componentes que, a juicio del presidente de la Corporación Minera de Coquimbo (Corminco), Juan Carlos Sáez, están determinando el normal desarrollo del sector, además de su capacidad para crear atractivo en nuevas inversiones.

¿Cómo ve el desarrollo de grandes proyectos mineros en la zona?
“En la región, tenemos tres grandes proyectos que diría son los únicos nuevos. El primero es El Espino; el segundo es Minera Arqueros, y el tercero es Dominga. El más grande, por supuesto, es Dominga, y esperamos que en algún momento vuelva a reinar el imperio de la Justicia. Por la evaluación técnica de ese proyecto, creemos que se puede llevar adelante. Cambiaría mucho el destino de la región si Dominga se pudiera ejecutar, nos daría la posibilidad de quebrar la balanza, que está bastante alicaída durante este último tiempo”.

¿Qué temas, desde el gremio, creen son fundamentales para el sector?
“El principal desafío que tienen las empresas mineras es renovar sus recursos mineros. Estamos hablando de los yacimientos. Eso, requiere de grandes esfuerzos. Para hacerlo, en general, no es un dinero que te presten, sino que tienes que sacar de tú caja. Y es un dinero riesgoso. Tienes que tener condiciones estables y reglas claras del juego”.

Pero, buena parte de la discusión fue zanjada con el royalty a la minería…
“No para bien, porque va a significar un tope para la inversión minera, y eso es claro. Los grandes inversionistas, y en este caso los yacimientos de la gran minería, hacen explotación en Chile, África, Perú, Argentina, Canadá, Estados Unidos, y tú vas a colocar la inversión donde rente más, y hoy Chile dejó de ser un país rentable en términos del negocio minero, porque hay otros países que pagan menos impuestos, es así de simple. Es una pena, pero es una materia juzgada”.

¿Cómo afecta aquello a la pequeña y mediana minería?
“Tenemos historia de años con familias que tienen su propiedad minera y con pocos recursos tratando de encontrar sus yacimientos. Unos los han logrado, otros no, pero es una tradición, y con la esperanza siempre de poder tener recursos para explorar y encontrar los yacimientos. Eso se aleja cuando tienes que pagar patentes que son caras”.

¿Cuál es la incertidumbre respecto al proceso constituyente?
“No deja de ser otro tema. Porque también es algo que no está resuelto. Todos esperamos que esto termine bien, pero todavía sigue siendo una incógnita, que en las grandes inversiones se traduce en que no saben si siguen siendo dueñas de esas inversiones o va a venir alguien y las va a estatizar. Es un riesgo grande que hace que los inversionistas se espanten, y solo en la medida que esto vaya generando certeza, vamos a retomar a la normalidad, dentro de lo que se pueda”.

Respecto a la escasez hídrica que afecta a la región…
“La viabilidad del negocio minero también se ve trancado si no tienes la posibilidad de tener el agua para tratar tu mineral. En la medida que nos vamos metiendo más en la desertificación, y la solución para mantener la industria de aquellos que son grandes, como Minera Los Pelambres, es hacer sus plantas desaladoras, pero las otras compañías mineras no les da. Entonces, hay que buscar soluciones mixtas donde existan plantas desaladoras que entreguen agua para la agricultura, la minería, para el consumo humano, y eso todavía no está claro. La idea de una desaladora no está claro y los plazos son muy lejanos. Eso es algo que deberíamos haber hecho hace muchos años y somos todos responsables por no haber realizado la pega y haber construido la desaladora”.

Otros factores…
“La energía es un tema importante. Hoy, la región tiene una cantidad importante conseguidos en energías renovables. Se ha hecho un impulso enorme. Hay un tema de regular mejor los sistemas de energía, en lo que corresponde a la distribución. Nosotros, tenemos redes antiguas y no adecuadas para la distribución”.

¿Qué mensaje le diría a la autoridad para fomentar el sector?
“Son los puntos donde hay que poner el esfuerzo para mejorar, además del trabajo colectivo, porque no tiene ningún sentido que la empresa vaya sola y los Gobiernos Regionales van por su cuento. Es un buen momento para enfrentar esas cosas juntos. El llamado que hacemos como gremio, es que las autoridades comprendan que es mejor hacer el trabajo y diseñar planes en conjunto, más que por un solo lado”.