Inversion de $2 mil millones: Hospital de Coquimbo recibió el segundo resonador magnético público que tendrá nuestra región

0
115

El equipamiento y su instalación fue financiado íntegramente por recursos aprobados por el Consejo Regional de Coquimbo. Se trata del segundo equipo de este tipo en la región.

Orgullosos recibieron los equipos profesionales del Hospital San Pablo de Coquimbo el resonador magnético que funcionará en las dependencias gracias a recursos del Gobierno Regional. Una inversión superior a los $2 mil millones, que será el segundo equipo de este tipo que llega a la región, pues el primero funcionará en el CDT de La Serena.
Como detalló Celia Moreno, Directora Servicio de Salud Coquimbo, “la llegada de este resonador es fundamental, porque la región no contaba con estos equipamientos. Acaba de llegar uno a La Serena y se suma este en Coquimbo, con lo que vamos a poder dar respuesta a la región. Hasta hoy la red pública no cuenta con resonadores instalados funcionando, lo que nos obliga a comprar los exámenes, por lo que esto es un tremendo avance para la región”.

Una inversión que forma parte del convenio de programación entre el Gobierno Regional y el Ministerio de Salud, que considera 83 iniciativas entre 2018 y 2026, con una inversión superior a los $321 mil millones en distintas obras y equipamientos para mejorar la salud pública regional.
Por su parte, el consejero Cristian Rondanelli, ex presidente de la misma comisión, destacó el hecho de que estos equipamientos permitirán dejar de derivar pacientes a otras regiones, evitando incomodos y largos desplazamientos. “Nos comentaban que en una oportunidad tuvo que ir un bus de pacientes a otra región, y la primera persona se hizo el examen a las 8 de la mañana y la última a las 8 de la tarde. Hoy estas largas esperas e incomodidades se van a poder resolver en el Hospital de Coquimbo, con este importante avance para la salud de las personas de nuestra región”, dijo Rondanelli.

Sobre los plazos, el Director del Hospital de Coquimbo, Germán López, “hay todavía tiempo y etapas a las que debemos ir dando cumplimiento. Esperamos de aquí a seis o siete meses poder tener este proceso finalizado y contar con las autorizaciones sanitarias correspondientes para poder darle el uso que se necesita, y entregar a la comunidad el servicio por el que ha esperado tanto tiempo”.