Ernesto Velasco, Corporación Gabriel González Videla: “El Colegio de Profesores y los gremios eran muy críticos al protocolo del ministerio, compartimos eso, pero trabajamos para retomar el concepto de escuela”

0
81

Entidad administra y sostiene 42 establecimientos educaciones, con una matrícula que llega a los 14 mil estudiantes, de sectores rurales y urbanos de La Serena. Para realizar un retorno seguro, la institución adoptó horarios diferidos en los ingresos a clases, recreos y comedores, además de socializar previamente las medidas con los gremios y la comunidad educativa.

“Diría que lo más importante es valorar el rol de la escuela y que la vuelta a clases sea segura, con contención socioemocional y con todos los criterios pedagógicos y sanitarios, que permitan que un periodo tan largo de dos años, sin presencia física, se pueda tomar con toda normalidad”.
La declaración es de Ernesto Velasco, secretario General de la Corporación Gabriel González Videla (CGGV), entidad que administra y sostiene a 42 establecimientos educacionales de sectores urbanos y rurales de La Serena. Y el desafío era gigantesco. Con cerca de 14 mil alumnos que dependen de esos colegios municipales, el retorno a clases presenciales, después de casi dos años, exigía “ir más allá”, adoptando los protocolos para resguardar al alumnado y darles seguridad a los apoderados, profesores, cuerpo docente y el resto de la comunidad educativa.
“Hemos comprado más de 3 mil antígenos, tenemos brigadas sanitarias y programas de sanitización y capacitación en todas las comunidades. En nuestro criterio trabajamos para que esta vuelta sea lo más segura posible, y retomar el concepto de escuela”, agrega.

Medidas y confianza
Ayer Velasco asistió a la inauguración del Año Escolar 2022 en el colegio artístico Pedro Aguirre Cerda. Uno de los primeros contactos para hacer ese lanzamiento fue conversar con los gremios, quienes siempre han mostrado quejas a las normas establecidas por los ministerios de Salud y Educación. “El Colegio de Profesores y los gremios eran muy críticos por el protocolo del Ministerio de Salud, específicamente en el tema que tiene que ver con la no exigencia de aforos. Nosotros compartimos eso, creemos que debiera de haber aforos y haberlos adaptado a la realidad de cada uno de los colegios, haber tenido más flexibilidad”, relata.
Sin perjuicio de aquello, Velasco enumera algunas medidas para evitar contagios en los recintos, considerando también que el retorno a clases trajo fuertes congestiones vehiculares. Por ejemplo, se adoptaron horarios diferidos de ingreso a clases, en los comedores, incluso en el uso del recreo. Ello comenzó a regir desde el 5 de marzo en establecimientos municipales ubicados en el centro de la ciudad de La Serena. Se trata de los Liceos Gabriela Mistral e Ignacio Carrera Pinto, y los colegios Japón, Germán Riesco y Javiera Carrera, los cuales tendrán ingresos de 15 a 30 minutos por niveles.

La idea se aplicará en establecimientos de los sectores de Las Compañías y La Antena; los Colegios Víctor Domingo Silva, Pedro Aguirre Cerda, Carlos Condell y Arturo Prat Chacón, también funcionarán de esta forma.
“Hemos tratado de aplicar todas las medidas sanitarias para el resguardo de los niños y niñas que es nuestra prioridad con prevencionistas y equipos de salud encomendados para aquello”, destaca.

Desde la vuelta a clases 2022, la CGGV estima que el 85% de su matrícula ha retornado a la presencialidad.
Y es que el alto funcionario municipal no advierte una caída en las inscripciones del alumnado, posterior a la emergencia sanitaria, proceso que aún considera cupos vacantes. En ese sentido, asegura que los recursos para el correcto funcionamiento de los colegios: “eso tiene su dinámica porque la educación tiene el concepto de subvención que se destina en un 100% a las actividades de labor académicos. No hay mayores problemas”.