Diseño de aeródromo La Florida no sufre modificación y desarrollo de ingeniería sigue con criticado bosquejo referencial

0
140

Una eventual adecuación del diseño del proyecto, que considera una inversión de US$69 millones, fue un acuerdo que adoptó el Consejo Regional de Coquimbo que buscaba consensuar con la concesionaria a una “imagen” más acorde a la ciudad de La Serena. Hablan los protagonistas.

Fue a mediados de junio del 2021 cuando los miembros del entonces Consejo Regional (CORE) de Coquimbo sostuvieron una reunión virtual con el ministro de Obras Públicas de la época, Alfredo Moreno. La cita tenía por objeto conversar acerca del anteproyecto de “Ampliación y Mejoramiento del Aeródromo La Florida de La Serena”, y plantear la posibilidad de generar cambios en la fachada del terminal de pasajeros, por una más acorde a la identidad de la ciudad del “Plan Serena”.
Moreno comentó que, si bien había poco margen de tiempo para desarrollar variaciones, éstas se podrían desarrollar dentro de los costos e inversiones que prevé la iniciativa, en total unos US$59 millones. Ello incluso dio paso al acuerdo Nº 11979 del cuerpo colegiado, en la sesión Nº 767 del 01 de febrero del 2022, donde se invitaría al titular para exponerle la voluntad del CORE de efectuar los cambios.
Sin embargo, ello quedaría en nada. Esto, luego que el seremi de Obras Públicas, Javier Sandoval, confesara a Semanario Tiempo que, durante el proceso de licitación del diseño, éste no fue modificado, “y ahora el desarrollo del proyecto de ingeniería se está realizando conforme al proyecto referencial licitado”.
La nueva concesión -la tercera del recinto- permitirá mejorar y ampliar la superficie del terminal en 9.190 m2, pasando de 4.360 m² a 13.550 m2. En su fase de construcción contempla la contratación de 250 personas y será ejecutada por el “Consorcio Aeropuerto IV Región”, integrada por las empresas Cointer Chile S.A y Concesiones Coquimbo SpA.
El inicio de las obras está contemplado para el primer semestre de 2024, y justamente durante este año los estudios de ingeniería se concentrarán en la infraestructura que circunda al recinto, incluyendo su acceso vial. El titular tiene un plazo variable máximo de explotación y operación de 260 meses (21 años y 8 meses).
“Cabe destacar que esta obra contempla la ampliación, mantención y la reposición de la infraestructura, equipamiento e instalaciones existentes en el lugar. La tercera concesión, considera dos nuevos puentes de embarque, que en la actualidad no hay), cintas de retiro de equipaje; 175 nuevos estacionamientos públicos, llegando a 406, nuevas vías de acceso al aeropuerto, desarrollo de zonas de paisajismo y áreas verdes, entre otras mejoras. Este proyecto, a cargo de Concesiones del MOP, tiene como principal beneficio la integración y desarrollo económico de la región, entregando también un estándar mejor para recibir a quienes nos visitan”, complementó la autoridad local.
Para la consejera regional, Paola Cortés, el acuerdo buscaba consensuar con la concesionaria del aeródromo la fachada de la nueva construcción, que “respondiera” a la imagen de la capital regional.
“Tomamos el acuerdo a fin que se rediseñe y se estudie la fachada sin producir mayor costo dentro de la licitación y pueda ser adecuado a la voluntad de la ciudadanía”, dijo el consejero regional, Marcelo Castagneto, quien reafirmó la idea de que este aeródromo “tenga el sello de La Serena”.
Para el consejero Cristián Rondanelli, “claramente no va de la mano con el estilo patrimonial que posee la comuna de La Serena e incluso esbozó que durante la reunión con el ex ministro Moreno: “se vio factible (el cambio) por parte de los arquitectos de la concesionaria, y en donde ambos indicaron que se harían una propuesta distinta, y así el aeropuerto de La Florida fuera de la mano el diseño de su fachada con el estilo ya definido de la ciudadanía”
Las futuras obras y estructuras consideran también edificios claves en el funcionamiento del aeropuerto: subestación eléctrica aeronáutica; caseta de control de acceso a instalaciones de la Dirección General de Aeronáutica Civil; estaciones de transmisores; estaciones de receptores; instalación de combustible terrestre; puesto de inspección de carga y puesto de control de acceso a sector carga, y suministro e instalación de sistema fotovoltaico de generación de electricidad.
Desde hace tiempo, Concesiones viene mencionando que el aeródromo La Florida cumplió con el requisito de transportar a 540 mil pasajeros al año, el requisito establecido en las bases de licitación para iniciar la construcción del proyecto.