TGR: “Efectivamente se acumularon muchas propiedades con deudas por el no pago de contribuciones”

0
138

El director de la Tesorería Regional, que asumió en este cargo el 1 de enero señaló que el Fondo Común Municipal, administrado por la Tesorería, entregó $148 mil millones el año pasado a las 15 comunas.

Desde el 1 de enero de este año, Cristian Pinochet Arriagada asumió en propiedad como el director de la Tesorería Regional. En 2015 arribó a La Serena, donde trabajó como coordinador de cobro y posteriormente fue nombrado como tesorero provincial en Coquimbo, donde se mantuvo hasta diciembre de 2022. Luego de permanecer como tesorero regional subrogante en 2023, postuló a través del concurso de Alta Dirección Pública y asumió en 2024 como tesorero regional titular.
Con más de 25 años en la institución Pinochet domina con propiedad temas como pago de contribuciones, patentes y recaudaciones fiscales. “La Tesorería General de la República da lineamientos para todas las tesorerías del país. Lo importante es relevar el trabajo de excelencia, la probidad, la inclusión, avanzar en temas de innovación y generar cercanía con los contribuyentes. Actualmente estamos realizando un trabajo importante en el área de operaciones, que dice relación con la calidad de la atención y el producto que le entregamos a nuestros contribuyentes”.

Respecto al tema de recaudación, el tesorero regional señaló a este medio que “la región de Coquimbo logró importantes números de recaudación y esperamos durante 2024 superarlos, pero eso depende de un trabajo mancomunado y que nuestra ciudadanía esté bien informada del trabajo que nosotros desempeñamos y de las oportunidades que nosotros ofrecemos para que puedan regularizar sus situaciones de deuda o de mora…”

PAGOS RELEVANTES

Un aspecto muy importante dice relación con el pago de impuestos territoriales y el cobro de pago de contribuciones. El tesorero regional sostuvo que “hoy, los impuestos de contribuciones que están atrasados son notificados, pero antes de eso hay un período importante de tiempo en que la Tesorería trata de contactar a quien corresponda para que regularice su situación”.
También apuntó a otro aspecto importante: la regularización de sitios. “Nos ha pasado que muchas veces hay contribuyentes que se acercan a la Tesorería, indicando que por primera vez tienen una deuda de contribuciones, lo que dice relación con el saneamiento o regularización de permisos de las propiedades: por ejemplo, el Servicio de Impuestos Internos tiene registrado un espacio como sitio eriazo y resulta que en ese lugar ya hay una vivienda. Dejar todo esto al día es una obligación del contribuyente, ya que esto a veces genera problemas”.

Otro aspecto muy importante dice relación con la postergación, desde hace varios años, del remate de propiedades por el no pago de contribuciones en la región. Esta instancia no se ha realizado principalmente tras la suspensión a la que obligó la pandemia; de esta forma, aquellas contribuciones se acumularon, sumado al alza de los avalúos.
Consultado si es que en 2024 se retomarán los remates, lo que habitualmente se realizaba dos veces por año, el tesorero regional aseguró que “durante 2024 se evaluará dependiendo de la cantidad de propiedades con deudas morosas, lo que analizaremos tras el primer trimestre de este año revisando los resultados de cada una de las tesorerías al interior de la región. Si las deudas son muy altas, podríamos proceder al remate de esa propiedad, pero eso debe estudiarse”.
En ese sentido, Pinochet sostuvo, sin entrar en detalles que “efectivamente se acumularon muchas propiedades con deudas por el no pago de contribuciones, porque no corresponde hablar de personas. Hay una tasa importante, por lo que la invitación es a regularizar la situación antes de verse expuesto a la posibilidad de una subasta”, argumentó.

PATENTES MINERAS EN EL OJO DEL HURACÁN

Este es quizás uno de los temas más relevantes, sobre todo considerando la gran cantidad de yacimientos que hay en la región, especialmente en las provincias del Limarí y Choapa, lo que también es preocupación del tesorero regional. “Es importante aclarar que hay una patente que se paga por exploración y otra por explotación. Pero todos los años, desde el 1 de enero y hasta el 31 de marzo todo este universo de contribuyentes tiene que pagar su permiso. Cuando la patente no se paga en ese período se inicia la confección de las nóminas de los que no pagaron, esas luego se presentan al Tribunal que posteriormente realiza la subasta de esas patentes”.
Respecto a los problemas que se puedan suscitar, Pinochet aclaró que “todos los contribuyentes que hagan sus reclamaciones en tiempo y en forma van a tener una respuesta para poder solucionar los inconvenientes para poder pagar. Pero, la Tesorería es la que lleva adelante el proceso de remate porque así lo establece la ley, tanto para minas como para aguas. Todo este proceso termina el 31 de marzo y posteriormente, hay recargos que la Tesorería debe cumplir”.
Pinochet sostuvo que entre julio y agosto se puede hacer un resumen más acabado de cómo fue el proceso general de patentes mineras, el que aseguró que año a año “es variable”.