Aporte tributario, en 2023, de los casinos de juego en la región de Coquimbo llega a los $15.400 millones

0
67

La compañía que posee una sala de juegos en el sector de Peñuelas pidió iniciar el proceso debido a una apretada situación de liquidez y tras las continuas pérdidas que ha acumulado en sus estados financieros, ya que no ha podido sacar adelante proyectos de crecimiento, pues no ha tenido caja suficiente ante su “lenta recuperación pospandemia”.

Son dos casinos que posee la región de Coquimbo. Mientras en la capital de la provincia de Limarí está Ovalle Casino & Resort, en la ciudad puerto, en el sector de Peñuelas, se encuentra Enjoy Coquimbo. Entre ambos, el aporte tributario durante el año pasado llegó a los $15.478 millones, equivalente a unos US$17,6 millones.
La cifra se desglosa de la siguiente manera. La sala de juegos en Ovalle aportó $449, 5 millones tanto para el Gobierno Regional de Coquimbo, como al municipio local. Por su parte, Enjoy entregó $2.819,4 millones para el GORE, el mismo monto que fue a parar a las arcas de la Municipalidad de Coquimbo.
De acuerdo a la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ), la recaudación anual incluyó, entre ambas plazas, $6.211 millones en IVA al juego y $2.229,1 millones en impuesto a las entradas.

Las cifras se dan en medio del complejo proceso que atraviesa Enjoy, tras haber solicitado su segunda reorganización financiera desde la irrupción del coronavirus. Y es que el 8° Juzgado Civil de Santiago aceptó la solicitud de la empresa de iniciar dicho proceso y designó como veedor al abogado Juan Ignacio Jamarme Torres para conducirlo.
La compañía pidió iniciar este proceso debido a una apretada situación de liquidez y tras las continuas pérdidas que ha acumulado en sus estados financieros, ya que no ha podido sacar adelante proyectos de crecimiento pues no ha tenido caja suficiente ante su “lenta recuperación pospandemia, que ha tenido mayores complejidades que las inicialmente previstas”, que se suma a la elevada inflación que exhibió el país en los últimos tres años y que afectó directamente en sus números.

Proceso
Dentro de este plazo, no se podrán iniciar procedimientos de liquidación ni juicios ejecutivos, ejecuciones o restituciones por juicios de arrendamiento en contra de Enjoy, salvo juicios laborales en curso que gocen de preferencia de primera clase, que son acreedores prioritarios para el pago. Asimismo, los contratos adeudados mantendrán su vigencia y contratos de pago, por tanto no podrán terminarse anticipadamente de manera unilateral o exigir su pago anticipado. En tanto, la empresa no podrá vender ni desprenderse de activos salvo los necesarios para mantener su operación en funcionamiento.

Diez días antes de la asamblea de acreedores, la empresa deberá presentar su propuesta de acuerdo de reorganización judicial. Si no lo hace, el veedor “dictará la resolución de liquidación, sin más trámite”, dice la resolución de la magistrada.
Los acreedores tendrán 15 días hábiles desde su notificación de la resolución para acreditar sus deudas de manera de participar en el procedimiento concursal.