Para gestión ambiental: CMP destinó US$2 millones al desarrollo del puerto Cruz Grande en 2022

0
128

Recursos que se destinaron específicamente para tramitar la declaración de un área de protección privada de 400 hectáreas ricas en biodiversidad, y se conformó una mesa de trabajo con los sindicatos de pesca locales para generar planes de fomento al turismo y mejorar la infraestructura del vecino pueblo de Chungungo, localidad costera de La Higuera.

De acuerdo a los Estados Financieros Consolidados de la Compañía Minera del Pacífico (CMP), se destinó un total US$2 millones al desarrollo del puerto Cruz Grande, al 31 de diciembre en 2022, recursos que fueron a tramitar ambientalmente un área de protección privada, ricas en biodiversidad.
Se prevé que ese espacio tendría unas 400 hectáreas, por lo que los montos sirvieron también para caracterizar la flora y fauna del lugar. Además, se conformó una mesa de trabajo con los sindicatos de pesca locales para generar y ejecutar planes de fomento al turismo, y mejorar la infraestructura del vecino pueblo de Chungungo, localidad costera de La Higuera.
Cruz Grande es una iniciativa portuaria capaz de atender naves de hasta 300.000 DWT, cuyo propósito inicial es brindar los servicios de recepción, acopio y embarque de graneles minerales requeridos, tanto por el titular, como, eventualmente, otros proyectos mineros interesados, permitiendo el embarque de 13,5 millones de toneladas al año.
Su inversión se estima en US$250 millones.
El terminal marítimo estará emplazado en la misma ubicación que ocupó durante seis décadas otro puerto que atendía al distrito El Tofo, y que debió cerrar en 1974 por razones comerciales. Sin embargo, durante su funcionamiento, a juicio de la compañía, “fue uno de los más modernos de la época e impulsó el desarrollo de la zona”.
Para el periodo comprendido entre el 2025-2026 es la protección que realiza CMP para poner en marcha el puerto minero, pues trazó, en el mediano y largo plazo, hacer crecer el negocio sobre la base de sus recursos actuales.
“El diseño del nuevo puerto se basa en los más altos estándares de la industria en materia de seguridad y medioambiente. Su puesta en marcha está planificada para 2025-2026”, sostuvo el XIII Reporte de Sostenibilidad del Grupo CAP, matriz de CMP.
“El proyecto Cruz Grande ya entró en fase de construcción inicial conforme a su Resolución de Calificación Ambiental (RCA) vigente. Confiamos en que su operación contribuirá al desarrollo de toda la región de Coquimbo en las próximas décadas”, agregó la empresa en el documento.

Camino complejo
El proyecto puerto de Cruz Grande ingresó a evaluación ambiental en agosto del 2012 y fue aprobado en febrero del 2015. Pero tampoco la tuvo fácil, ya que debió recorrer un largo camino administrativo-judicial, cuando organizaciones medioambientales y de pescadores interpusieron recursos de reclamación ante el Comité de Ministros, arremetiendo posteriormente ante el Tribunal Ambiental de Santiago.
Sin embargo, en 2020, la ONG Oceana solicitó que se caducara el permiso ambiental, argumentando que no habían comenzado las obras en el plazo legal a la dictación de su RCA. Ello fue des-estimado por el Servicio de Evaluación Ambiental.