Manouchehri cancelará $7.000 millones de deuda municipal en 2024 y déficit presupuestario se reducirá en un 78%

0
234

En un periodo de dos años, detalló el jefe comunal, se han cancelado más de $25 mil millones de los $41 mil millones contabilizados al inicio de su administración. “Soñamos con un nuevo municipio, uno que funcione ordenado en sus finanzas, que recupere la credibilidad del mundo privado, donde no se roben la plata y que esté al servicio de la gente”, dijo el edil durante una actividad presidencial.

No fueron pocos quienes agradecieron al alcalde Ali Manouchehri por facilitar las dependencias del edificio consistorial para realizar el Gabinete Pro Crecimiento y Empleo en la Región de Coquimbo. Y los agradecimientos vinieron desde el mismo presidente de la República, Gabriel Boric, quién durante la instancia, además, resaltó la gestión del ex futbolista como primera autoridad comunal.
Los reconocimientos del mandatario se replicaron, horas después, durante la ceremonia donde se instaló la primera piedra por el inicio de la construcción del nuevo hospital San Pablo de Coquimbo. Minutos antes, Manouchehri, anfitrión territorial del evento, indicó: “llevamos dos años y medio liderando este proyecto municipal y ha sido el partido más difícil que me ha tocado jugar”.

Las palabras del edil fueron dirigidas al recordar el complejo momento financiero de la comuna, cuando asumió en junio del 2021. En ese entonces, en su primer discurso, anunciaba una auditoría interna y externa para conocer el estado de las arcas municipales.
Según Manouchehri el déficit presupuestario alcanzó los $41 mil millones, uno de los más abultados del país. Luego de la implementación de un plan de austeridad, la cifra descendió a más de la mitad, por el pago de $25 mil millones. “Y en este año (2024), uno muy especial, de elecciones para muchos, este municipio pagará más de $7 mil millones”, anunció.

De concretarse los planes del jefe comunal, la Municipalidad de Coquimbo reducirá un 78% el déficit presupuestario a fines de año. “Y saben por qué lo hacemos. Porque en este nuevo Coquimbo también soñamos con un nuevo municipio, uno que funcione ordenado en sus finanzas, que recupere la credibilidad del mundo privado, donde no se roben la plata y que esté al servicio de la gente”, agregó ante el jefe de Estado, una serie de ministros, parlamentarios y autoridades locales.

“Presidente, vamos a ser la comuna más importante del norte de Chile”, aseguró.
Previo a establecer esos mecanismos para mitigar los abultados compromisos, la Municipalidad realizó un análisis de sus arcas. Luego, las fórmulas tendieron a ejecutar acciones para controlar los flujos monetarios en el personal, especialmente en aquellos contratados bajo modalidad prestación de servicios y suma alzada, además de regularizar y ordenar el gasto, estableciendo convenios de pago con empresas de servicios, tales como Telefónica, Demarco, CGE, Aguas del Valle y el propio Gobierno Regional, y cancelar moras en subvenciones atrasadas y a emprendedores locales.