Gremios empresariales emplazan al Gobierno a dar certeza jurídica y señales claras a los inversionistas

0
155

Ambos coincidieron que la iniciativa de Andes Iron superó todas las instancias técnicas y que prevalecieron consideraciones políticas, asumidas por Boric durante la campaña presidencial.

Ricardo Mewes, presidente CPC

La Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) reprochó el rechazo unánime que resolvió el Comité de Ministros al proyecto Dominga. Fue el presidente de la entidad gremial, Ricardo Mewes, quién fustigó a que el grupo de secretarios de Estado le dieron la “espalda” a la evidencia técnica, impidiendo que avance una iniciativa que “ha cumplido con las exigencias de la institucionalidad medioambiental”.
“(Dominga) Creará 30 mil puestos de trabajo, aportará al Estado 500 millones de dólares en impuestos que pueden ser destinados para fines sociales, y también proveerá agua potable gratis para La Higuera, entre otros beneficios”, dijo tras conocer el pronunciamiento.
“Lo que necesita nuestro país es crear más empleos, que se puedan concretar proyectos de inversión en equilibrio con el resguardo del medioambiente, que es el caso de Dominga”, enfatizó.
En tanto, el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (SONAMI), Jorge Riesco, también lamentó la decisión, ya que -a su juicio- prevalecieron consideraciones políticas en lugar de un análisis técnico. “La determinación parece ser el cumplimiento de un compromiso asumido durante la campaña presidencial. Por ello, era muy difícil que sus ministros contradijeran al mandatario y aprobaran la inversión”, sostuvo el directivo.
Riesco afirmó que este proyecto ha sido respaldado en todas las instancias técnicas, y su retraso obedeció a “una estrategia de judicialización que se ha repetido en otros casos, lo cual por cierto lamentamos”. No obstante, ello, ha quedado en evidencia que el proyecto cuenta con un amplio respaldo en la comuna de La Higuera y en la región de Coquimbo.

Jorge Riesco, presidente Sonami

“Uno entiende que en la etapa inicial del proyecto se alegara falta de información o algunas deficiencias desde el punto de vista de las evaluaciones, pero después de diez años de tramitación, con todas las aclaraciones y las autorizaciones de los organismos técnicos, este gobierno tenía la oportunidad de hacer un análisis nuevo sobre el proyecto y evaluarlo de acuerdo a sus propios méritos. Esto no implica, que tal como en otras materias, podría haber cambiado de opinión sobre Dominga, especialmente considerando la contribución al empleo y el desarrollo de la zona donde se emplaza”, agregó”.
Finalmente, Jorge Riesco lamentó especialmente que desde los Ministerios de Minería y Economía no se haya respaldado el proyecto, lo que contradice en los hechos el discurso que tienen ante las organizaciones empresariales, y planteó la urgente necesidad de que el actual gobierno otorgue certeza jurídica y envíe señales claras a los inversionistas