Estudio revela que bodegueros y garzones son las ocupaciones que más cuesta contratar en el comercio y el turismo

0
87

El Observatorio Laboral de Sence llevó a cabo la Encuesta Nacional de Demanda Laboral, consulta que se centró en identificar la demanda de trabajadores en el Comercio y el Turismo.

Identificar cuáles son los empleos que están demandando las empresas del turismo y del Comercio que operan en la Región de Coquimbo, fue uno de los objetivos que se planteó el Observatorio Laboral del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE, a través de la aplicación de la Encuesta Nacional de Demanda Laboral, ENADEL.
Este instrumento determinó que los principales puestos de trabajo que poseen dificultades de contratación, en el caso del Comercio, son los encargados del control de abastecimiento e inventarios, carniceros, vendedores y reponedores, mientras que en las empresas del Turismo están los garzones, cocineros, ayudantes de cocina y auxiliares de aseo.
Esta encuesta, en la Región de Coquimbo, consideró a más de 200 empresas del Comercio y del Turismo, las que en conjunto emplean a unas 19.442 personas.

La Enadel, de acuerdo a Eduardo Toro, director (S) de Sence “no tan solo identifica los puestos de trabajo con dificultades de contratación, sino que también caracteriza la dotación de trabajadores y las necesidades de formación y de capacitación de los trabajadores y trabajadoras de nuestra región, información que permite a los distintos actores del mercado del trabajo anticiparse a los cambios que se avecinan y tomar mejores decisiones”.
Como ejemplo, este estudio registró que el 48% de las empresas del comercio consultadas planea capacitar a sus trabajadores en los próximos 12 meses, en áreas tales como administración y marketing presencial. A su vez, en el turismo, la formación se centraría en atención al cliente, gastronomía y manipulación de alimentos e higiene.

Al respecto la Seremi del Trabajo, Claudia Santander, comentó que “la información que nos entrega el levantamiento de datos de ENADEL nos da cuenta del panorama y del desafío que debemos asumir en materia de trabajo regional. En particular en una de las áreas donde se ha resentido el empleo como es el Comercio, que en nuestra región es una actividad preponderante que habitualmente emplea a más 60 mil personas, esto nos reafirma la necesidad de contar capacitaciones que entreguen más y mejores herramientas a los trabajadores que les permitan ir adaptándose a los requerimientos y modificaciones del área productiva en la que se desarrollan”.

Por otra parte, en el sector del turismo, la funcionaria de gobierno indicó que “es un polo de desarrollo que debemos potenciar aún más y que genera cada vez mejores oportunidades de empleo y donde requiere de una constante capacitación con el objetivo de optimizar los servicios y de mejorar la experiencia de las personas que nos visitan y, en definitiva, aportar al desarrollo de la actividad del turismo y al crecimiento de la región. En este sentido, por medio de SENCE y el Consejo Regional de Capacitación nos estamos haciendo cargo de las necesidades de capacitación de la región con una propuesta de cursos con pertinencia territorial y de acuerdo con las necesidades de los diferentes sectores productivos de la región”.

Las razones
Respecto a las razones por las cuales a los empleadores les cuesta llenar vacantes, para el caso del comercio, la principal explicación es porque “no llegan postulantes o no hay interés”, seguida por la postulación de “candidatos sin competencias técnicas” o porque “las condiciones laborales no fueron aceptadas”.
A su vez, en el turismo, las principales razones son la presentación de “candidatos sin competencias técnicas” o “socioemocionales”, “la falta de experiencia laboral” o porque simplemente “no llegaron postulantes”.