En marzo proyecto Dominga vuelve a la carga: recurrirá al tribunal ambiental para revertir rechazo del Comité de Ministros

0
150

Aún resta que la instancia conformada por los secretarios de Estado evacúe el informe técnico de la decisión adoptada -de forma unánime- contra la iniciativa de US$2.500 millones que pretende instalarse en La Higuera.

Dentro de las próximas semanas -durante marzo- el titular del proyecto Dominga, Andes Iron, presentará su reclamación al Primer Tribunal Ambiental (1TA) de Antofagasta para revertir el rechazo -unánime- que otorgó el Comité de Ministros.
La decisión de la instancia conformada por los secretarios de Estado se conoció a mediados de enero de este año emitió un pronunciamiento respecto a la iniciativa minero-portuaria, de US$2.500 millones que buscaba alojarse en la comuna de La Higuera, al norte de la región de Coquimbo.
En esa oportunidad, el Comité de Ministros acogió doce recursos de organizaciones sociales y particulares contra la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) favorable otorgada por la Comisión de Evaluación Ambiental (COEVA) de Coquimbo, alegando que no se consideraron sus observaciones en materia de medio marino, áreas protegidas, medio humano, recurso hídrico, valor turístico y emisiones atmosféricas.
Sin embargo, la instancia ministerial aún no emite el informe técnico-oficial de la sesión, en el cual, entre otras cosas, se pormenoriza las causas de la resolución adversa, lo cual es clave para la futura apelación.
Se sabe quién estaría a cargo de la diligencia que efectuará Andes Iron ante el 1TA es el estudio jurídico Ferrada Nehme, especialista en este tipo de materias penales. La primera vez que actuó, en agosto de 2017, fue luego del portazo que dio el Comité de Ministros durante la época presidencial de Michelle Bachelet, que luego fue anulada por el Primer Tribunal Ambiental.
Ferrada Nehme también estuvo a cargo en las dos oportunidades que el proyecto Dominga fue revisado por la Corte Suprema, máximo tribunal que envió los antecedentes -por segunda vez- a la sede de Antofagasta, donde Andes Iron nuevamente ganó la controversia, esa vez con argumentos técnicos ambientales.
Se estima que el trámite en el tribunal ambiental puede tardar más de un año, puesto que considera las presentaciones de las reclamaciones de las partes principales, los terceros coadyuvantes y la preparación de audiencias necesarias para los alegatos. Incluso, se pueden generar otras instancias como visitas inspectivas que realizan los jueces, en caso de ser necesario.

El proyecto Dominga considera una inversión de US$2.500 millones para la construcción y operación de instalaciones y partes para extraer, procesar y exportar 12 millones de toneladas de hierro y 150 mil toneladas de cobre como subproducto. Éstas últimas tendrán salida por el puerto de Coquimbo.
Se estima que durante los dos primeros años podrá generar hasta 10 mil puestos de trabajo de forma directa, y mantendrá una dotación de 1.500 personas durante los 22 años de operación.
Recientemente, Andes Iron, empresa de capitales nacionales, conformada por las familias Délano Méndez y Garcés Silva, acordaron un aumento de capital por US$15 millones, recursos que servirán para mantener sus operaciones durante este año y enfrentar los procesos judiciales que se vienen.