Electro corredor La Serena-Coquimbo demandará subsidio de $3.500 millones e iniciaría operación el 2º semestre del 2024

0
139

Consejo Regional aprobó acudir con financiamiento para propuestas complementarias, como la instalación de señales en zonas de detención, en ambas ciudades; normalización de vías prioritarias para la fiscalización en el eje Videla-Varela de Coquimbo; cámaras de fiscalización en una pista Solo buses en La Serena; conservación de la calle Cienfuegos, segunda etapa, que considera la reposición de pavimentos y demarcación de esa arteria, entre avenida Francisco de Aguirre y La Recova.

En los próximos meses de este año, se licitaría el proyecto que lleva adelante el Ministerio de Transportes para implementar un electro corredor entre La Serena y Coquimbo. El anuncio fue entregado -y apurado- por el propio presidente de la República, Gabriel Boric, en su cuenta pública, sin embargo, esta semana, en la comisión de Ordenamiento Territorial, Planificación e Infraestructura del Consejo Regional (CORE), se conocieron otros detalles de la iniciativa y su cronograma.
Ello, luego que acudiera a esa instancia la seremi de Transportes, Alejandra Maureira, quien acercó información respecto a las bases de la propuesta -que actualmente se encuentra en revisión por la Contraloría-. De acuerdo al consejero y presidente de dicha comisión, Wladimir Pleticosic, adquirir la flota de 42 nuevos buses eléctricos que consideraría la licitación, demandará un subsidio de $3.500 millones.
“El cronograma de licitación es para el segundo semestre del 2023 y entrada en operación el segundo semestre del 2024, con un subsidio a la operación de $3.500 millones, aproximadamente”, dijo Platicosic.
Los buses tendrían estándar Red, vale decir accesibilidad universal; recaudador de dinero electrónico; climatización (calefacción y aire acondicionado); puertos USB para recarga de dispositivos; Wifi; contador de pasajeros y un sistema de GPS para facilitar el monitoreo de los usuarios en cuando a la llegada del bus a un punto específico. Ello, en dos servicios, que unirían desde los sectores de El Llano y Sindempart, de Coquimbo, hasta el área de Las Compañías, en la capital regional, utilizando la calle Balmaceda como eje central.
Dicha comisión propuso, adicionalmente, un paquete de medidas complementarias que podrían incurrir el Gobierno Regional en relación al proyecto, con cargo al Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). “Reconocer la relevancia de formular y ejecutar iniciativas que vengan a mejorar la movilidad y el transporte público, en este caso del electro corredor, viene a impulsar un proyecto de transformación en términos de gestión, utilización de las energías limpias, aumento de los estándares de servicio e inversión de subsidios públicos a la operación del sistema”, dijo Pleticosic.
Entre las propuestas se encuentra la instalación de señales verticales y demarcación de zonas de detención para el transporte público en diversos puntos de ambas ciudades; normalización de vías prioritarias para la fiscalización en el eje Videla-Varela de Coquimbo; cámaras de fiscalización en una pista Solo buses en La Serena; conservación del sistema de transporte público Cienfuegos, segunda etapa, que considera la reposición de pavimentos, señalización y demarcación de esa arteria, entre avenida Francisco de Aguirre y La Recova.
La propuesta fue presentada al plenario y fue ratificada, pero con el rechazo de la gobernadora Krist Naranjo, quien argumentó que se debería contar con mayor información del proyecto y de un plan más estructurado de transporte público entre ambas ciudades, recordando que también se pretende implementar el tranvía entre la ciudad-puerto y la capital regional.
Marcelo Castagneto coincidió en que no procede adelantarse a financiar iniciativas sin conocer plenamente las bases de licitación y el alcance de ese proyecto. “Una de las cosas que manifesté en la comisión es que estamos planteando dos sistemas: el electro corredor y el tranvía. Pero curiosamente, ambos plantean el mismo recorrido. No soy partidario del tranvía porque es muy rígida”, argumentó.
De acuerdo a Pleticosic, el propósito de la comisión “es poder generar una instancia participativa, donde se pueda generar una gobernanza que permita mejorar sustancialmente el transporte público en la conurbación y la región. No debemos uno de los objetivos del Gobierno Regional es hacernos cargo del sistema de transporte público. Se promueve la electromovilidad en la región de Coquimbo”.
El consejero Javier Vega, recordó al Gobierno Regional ingresan recursos de la Ley Espejo, “y esos recursos deben ser gastados a proyectos que mejoren el transporte público”.