Dominga acusa “intervención política” tras rechazo del Comité de Ministros y apelará a tribunal ambiental

0
117

Los secretarios de Estado determinaron -de forma unánime- acoger 12 reclamaciones a la decisión de la COEVA de Coquimbo, por presuntas insuficiencia en la línea de base marino, rutas de navegación y no considerar los impactos sobre las especies. Tramitación de Dominga se ha extendido por casi 10 años.

Finalmente, este 18 de enero, el Comité de Ministros -conformado por las cateras de medio Ambiente, Economía, Salud, Energía, Minería y Salud- rechazaron, de forma unánime, el proyecto minero portuario Dominga, que pretende materializarse en la comuna de La Higuera, con una inversión estimada de US$2.500 millones.
Fue el segundo portazo a la instancia ministerial a la iniciativa, luego que, en la administración pasada de Michelle Bachelet, adoptara una postura similar, situación que culminó ese entonces con la salida de su equipo económico. Esta vez, la negación de los secretarios de Estado también era espera, pues fue el propio presidente de la República, Gabriel Boric, quien asumió un “no a Dominga” durante su campaña electoral, que fue reforzado en su primer discurso a la nación cuando asumió el poder.
Y es que la carga política asociada a la determinación de darle el vamos o no Dominga fue la excusa de su titular, Andes Iron, controlado por las familias Délano y Garcés, para anunciar que recurrirá nuevamente al Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta (1TA) para revertir la decisión administrativa, acusando al grupo ministerial de “intervención política”. “No nos sorprende el resultado, considerando la intervención política del Comité de Ministros”, dijo la empresa en un comunicado.
“El proyecto Dominga ha sido respaldado sistemáticamente en todas las instancias técnicas, en las cuales ya se estableció que la Línea de Base del proyecto Dominga es suficiente y completa, por lo cual no caben nuevos cuestionamientos técnicos a ésta”, agregó la declaración. En el texto, además afirmó que Dominga “no sólo cumple, sino que supera todos los estándares y se alinea a los principios establecidos por el gobierno para el desarrollo sostenible de proyectos industriales y mineros en materia de protección del medio ambiente, relacionamiento comunitario, uso de energías limpias, uso de agua desalada, entre otros”.
Asimismo, Andes Iron envió un mensaje a la comunidad vecina al proyecto, asegurando que “solidarizamos con toda la comunidad de La Higuera y la región de Coquimbo, hacia quienes reiteramos nuestro compromiso de sacar adelante este proyecto”.

Rechazo ministerial
La decisión adoptada por el Comité de Ministros fue categórica y alegó razones ambientales asociadas a la línea de base y un deficiente estudio de “especie por “especie”. “El cambio climático, la crisis climática, no es una invención.
Según comunicó el Comité de Ministros, la instancia se pronunció sobre doce recursos de reclamación, de veintiséis en total, presentados por personas y organizaciones que se hicieron parte del proceso de participación ciudadana, en contra de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), adoptada por la Comisión de Evaluación Ambiental (COEVA) de Coquimbo en 2021.
Las reclamaciones presentadas estaban enfocadas principalmente en el estado de afectación e insuficiencia del área de influencia por cada especie. De hecho, la revisión del Comité de Ministros relevó las conclusiones técnicas de un análisis de fauna considerando su estado de conservación. Tras estudiar los antecedentes técnicos y jurídicos, el ente colegiado estimó que, respecto al medio marino, no se entregó una adecuada determinación y justificación del área de influencia.
“La consecuencia de ello es que el proyecto realiza una insuficiente predicción de impactos, lo que es necesario para establecer medidas de mitigación, compensación y reparación y planes de seguimiento idóneos”, señaló el comunicado del Comité de Ministros. Agregó que no se consideró adecuadamente el impacto sobre las áreas protegidas -Reserva Nacional Pingüino de Humboldt (Región Atacama y Coquimbo) y Reserva Marina Islas Choros y Damas (Región de Coquimbo)- ni sobre las especies que habitan dichas zonas.
Entre ellas destacan la ballena azul, la ballena fin, la ballena franca, la ballena jorobada, el cachalote, el delfín nariz de botella, el pingüino de Humboldt, el chungungo, el yunco, la fardela blanca.
Junto a ello, determinó que “existe incerteza en el modelo utilizado para la predicción y evaluación de impactos y, en consecuencia, no se evaluó la real afectación a las áreas de manejo de recursos bentónicos, lo que pone en riesgo su productividad”.
Respecto al agua, el proyecto minero no consideraría la condición más desfavorable en su modelación hidrogeológica. “Su diseño del sistema de reinyección no asegura una no afectación del recurso, tanto en disponibilidad y calidad”, especificó. Y sobre la afectación al aire se planteó que “existe insuficiente línea de base para poder fundamentar la no significancia del aporte de material particulado, especialmente por no incluir las rutas de navegación”.
La ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, destacó la reciente creación del Comité Capital Natural, que busca guiar la preservación de la biodiversidad en el país con criterios económicos. Al respecto, aseguró que tras el rechazo de Dominga, ”lo que parece evidente es que existen muchísimas posibilidades para el desarrollo económico de esta comuna y esta región, basado en todos estos atributos ecológicos únicos que tiene el ecosistema del archipiélago de Humboldt”, dijo Rojas. Sostuvo que la determinación apunta a proteger la zona donde se emplazaría el puerto que contempla el proyecto Dominga, y que los antecedentes revisados por el órgano colegiado respaldan la decisión desde el punto de vista técnico.
“La evaluación se hizo en base a múltiples aspectos que tienen que ser evaluados, y junto a múltiples informes que fueron considerados. Así que es una evaluación que es bien robusta técnicamente. Se basa en múltiples líneas de evidencia, con una trazabilidad en el pasado del 2013 a la actualidad. Así que estamos seguros de que aquí se tomó una decisión robusta, trazable y basada en evidencia técnica”.
Por su parte, el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Nicolás Grau, aseguró que el Gobierno acelerará un plan de inversión en la comuna de La Higuera, que se sumará a otros territorios como Vicuña, Andacollo y Río Hurtado.
Se estima que este plan de inversión (ver nota relacionada) contempla una inversión de $580 mil millones, a 8 años, con más de 260 ideas y propuestas a ejecutarse.

Largo proceso, de casi 10 años
Dominga inició su tramitación ambiental en septiembre del 2013 y se extendió por casi cuatro años. El 2017 fue rechazado -con el voto dirimente del ex Intendente, Claudio Ibáñez- en la COEVA de Coquimbo y el Comité de Ministros. Posteriormente, Andes Iron apeló al 1TA, alegando vicios administrativos pues se alteró la tabla, se acusó “calamidad pública” y porque los ministros de ese periodo debían leer 40 mil fojas con el expediente, entre otros argumentos. Dicha decisión provocó la salida de los entonces ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, y de Economía, Luis Felipe Céspedes, además del subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco. El 1TA acogió la alegación de Andes Iron.
En 2019, la Crote Suprema acogió algunos recursos de casación a la decisión del 1TA y ordenó retrotraer el proceso para zanjar la controversia basado en argumentos técnicos-ambientales. En 2021, el Primer Tribunal Ambiental acogió de forma unánime la reclamación en favor del proyecto, luego que los jueces de la instancia especializada no compartieran el razonamiento de la Comisión de Evaluación Ambiental (Coeva) de Coquimbo que rechazó el proyecto, así como el del Comité de Ministros, apuntando a que el revés de la iniciativa contradecía el Informe Consolidado de Evaluación (ICE) positivo elaborado por la dirección regional del Servicio de Evaluación Ambiental.
Nuevamente, bajo la administración de Sebastián Piñera, la COEVA de Coquimbo dio la licencia ambiental (RCA) a Dominga por 11 votos a favor y uno en contra, éste último del delegado Presidencial de la época, Pablo Herman. A ello, Oceana, y otras organizaciones sociales y particulares, esgrimieron recursos de casación ante la Corte Suprema. Sin embargo, en mayo de 2022, el máximo tribunal del país rechazó los recursos, apuntando a que no podía pronunciarse al no existir una resolución de la autoridad administrativa.
Durante el último periodo, Dominga concentró las críticas tras la revelación de los Pandora Papers, que había revelado la venta desde las familias de Sebastián Piñera a Carlos Alberto Délano, en una operación realizada en las Islas Vírgenes Británicas y con una controvertida cláusula de no declarar la zona bajo protección ambiental.