Créditos, aumentos de capital, asociación con terceros y emisiones de deuda, las alternativas para financiar el proyecto El Espino

0
259

La empresa “continúa analizando eficiencias en los costos de inversión para implementarlo; en la obtención de permisos críticos que se encuentran solicitados y aún pendientes de aprobación y en la búsqueda de financiamiento para su ejecución, incluyendo la participación minoritaria de fondos especializados en minería”, mencionó el acta de la última Junta de Accionistas de la sociedad. En cuanto a la producción, considera 26 mil toneladas de concentrado de cobre fino al año.

A través créditos bancarios, aumentos de capital, asociación con terceros, emisiones de deuda, la incorporación de la participación minoritaria de fondos especializados en minería y otras alternativas, o una combinación de ellas, son los planes de la Sociedad Punta del Cobre S.A., Pucobre, para financiar el proyecto El Espino, cercano a la comuna de Illapel, en provincia del Choapa.
El propósito es lograr reunir US$400 millones para producir unas 26 mil toneladas (aproximadas) de concentrado de cobre fino al año. Para ello, el 24 de abril de 2023, el gerente General de, Pucobre, Sebastián Ríos, informó a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), a través de un Hecho Esencial, la celebración del Acuerdo Marco para la creación de una sociedad denominada “Fondo de Inversión El Espino (FIEE)”, formada justamente para levantar capital.
“(Pucobre) Está regularmente evaluando proyectos mineros propios y oportunidades en proyectos de terceros, que permitan expandir las reservas mineras e incrementar la producción de cobre. En particular, la Sociedad continúa desarrollando el proyecto minero El Espino, analizando eficiencias en los costos de inversión para implementarlo; en la obtención de permisos críticos que se encuentran solicitados y aún pendientes de aprobación y en la búsqueda de financiamiento para su ejecución, incluyendo la participación minoritaria de fondos especializados en minería y préstamos bancarios”, sostuvo el acta de la última Junta de Accionistas de Pucobre, la número 34, celebrada el 11 de abril de este año.

La vida útil de la iniciativa se estima en 20 años, de los cuales 16 años corresponderán a la etapa de operación.
“El Acuerdo Marco para suscribir acuerdos finales que permitan desarrollar conjuntamente el proyecto minero de cobre El Espino”, dijo el alto ejecutivo en el texto dirigido a la presidenta de la CMF, Soledad Berstein.
En el instrumento, se explicó que Pucobre aportará activos y fondos por el equivalente a US$290 millones y tendrá una participación de 76,32% de la propiedad. Mientras que el restante del FIEE provendrá de terceros, por un total de US$ 90 millones, quedando un paquete del 23,68%. Según el Hecho Esencial, los acuerdos finales y la ejecución del proyecto se encuentran “sujeto al cumplimiento de condiciones usuales para este tipo de transacciones y lograr la aprobación por parte de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), de ser requerida de conformidad a la normativa aplicable”.

Según Ríos, Resource Capital Fund (RCF) es el único aportante actualmente del “Fondo de Inversión El Espino”. RCF, por su parte, es dirigido por RCF Management (RCFM), administrador de capital privado enfocado en las industrias minera y metálica, con más de 25 años de experiencia en el rubro. RCFM ha obtenido casi US$ 5.000 millones de capital desplegado en cerca de 225 inversiones en el mundo, y cuenta con un equipo técnico experimentado en geología, construcción, operaciones mineras y financiamiento minero, con oficinas en Denver, Santiago, Perth, Nueva York, Toronto y Londres.
Entre las obras y partes contempladas en el proyecto El Espino se encuentran una la planta de extracción, las operaciones de molienda y flotación, un depósito de relaves espesados de 150 millones de toneladas de capacidad, y una planta desaladora para el abastecimiento de agua industrial y potable, captada a una tasa de 180 litros por segundo, en un punto ubicado en el sector costero al norte de Puerto Oscuro, e impulsada, a través de un acueducto de -aproximadamente- 64 kilómetros.
Durante este último año, Pucobre además ajustó la dotación para la eventual operación de El Espino a unas 500 personas y un peak de 800 plazas, de las casi 1.200 que tenía consideradas inicialmente.