Consejeros regionales ven escaso margen para iniciar programa de empleabilidad en abril

0
140

Integrantes del cuerpo colegiado solicitaron a la gobernadora Krist Naranjo instruir a su equipo para apurar la tramitación de la iniciativa, que considera 1.920 puestos de trabajo, por un monto de $5.900 millones a cargo del FNDR. Sin embargo, la máxima autoridad regional se defendió asegurando que dicho programa era ejecutado por el Ministerio del Trabajo, en conjunto con la Delegación Presidencial.

Un total de 1.920 cupos y una inversión de $5.900 millones considera el Programa de Empleabilidad para la región de Coquimbo, conocido como “Pro Empleo”. Esta semana, en la sesión Nº 794 del Consejo Regional, presidido por la Gobernadora Krist Naranjo, la iniciativa fue nuevamente deliberada, pero aprobada de forma unánime por el plenario.
Sin embargo, algunos integrantes del cuerpo colegiado ven escaso margen para iniciar su implementación durante el mes de abril, puesto que aún se encuentra en revisión por la Dirección de Presupuesto (Dipres) del Ministerio de Hacienda, y resta que la Contraloría General de la República autorice su ejecución.
La iniciativa se extiende hasta el mes de diciembre de este año, y va con cargo al Fondo Nacional de Desarrollo Regional, con el propósito que los municipios contraten a personas sin trabajo. Por ello, los consejeros regionales solicitaron a la gobernadora Krist Naranjo instruir a su equipo técnico apurar la tramitación, con el fin de comenzar rápidamente su implementación .
“Quisiera solicitar a usted y su equipo, porque ya estamos en marzo, que en este tiempo que queda acelera el proceso. Tenemos un mes y nos comprometimos con la gente que este programa iba a ser desde el mes de abril a diciembre, y ojalá no tengamos que dar explicaciones de que no se ejecute”, dijo la consejera regional, Paola Cortés. “Necesitamos que todos los tramites que se tengan que hacer, sean con la mayor celeridad posible”, agregó.
La Gobernadora Naranjo replicó inmediatamente a la consejera que “ese el compromiso nuestro también”, y explicó que la iniciativa está terminando su administración por parte del Ministerio del Trabajo y la Delegación Presidencial, y que desde abril pasaría al Gobierno Regional.
“Y esto es muy favorable en materias de ejecución porque podemos ver directamente que esto se apresure. El programa anterior lo lleva la Delegación en conjunto con los municipios, y esperamos respuestas y resuelvan pronto también”, añadió.
En ese sentido, la consejera regional Tatiana Castillo instó a la Delegación Presidencial y a los propios municipios a dar “explicaciones”, puesto que a la fecha no ha hecho la rendición del Pro Empleo 2022.
Un poco más duro fue el consejero Hanna Harufe, quien incluso solicitó “castigar” a los municipios, debido a que se retrasan en la entrega de antecedentes, en desmedro de otras casas consistoriales que proporcionan las iniciativas a materializar. “El municipio que no presente sus papeles al día y sus cuentas, hay que dejarlos a un lado”, expresó.
En diciembre del año pasado, los municipios de la región de Coquimbo se reunieron con el delegado Presidencial, Rubén Quezada, para buscar soluciones, debido a que el Gobierno Regional no había firmado una prórroga para renovar el funcionamiento del programa de este año. Ello, en medio de magras cifras de cesantía a nivel local y una coyuntura económica compleja por la recesión que enfrenta la zona.