AMSA, matriz de Minera Los Pelambres, prevé una menor producción de su principal yacimiento para 2023

0
178

El grupo minero informó que el daño en una de las plataformas de construcción por las marejadas del pasado 12 de septiembre, en Los Vilos, implica un retraso en las obras de la planta desalinizadora de su proyecto Infraestructura Complementaria (INCO). Serían unas 30 mil toneladas menos.

Antofagasta Minerals (AMSA) prevé una menor producción de cobre para 2023 en su principal yacimiento, Minera Los Pelambres, derivada del retraso que sufrirán las obras de la planta desalinizadora de su proyecto Infraestructura Complementaria (INCO), debido al daño en una de las plataformas de construcción por las marejadas del pasado 12 de septiembre en la comuna de Los Vilos.
“En ese momento, el regulador ambiental, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), detuvo todas las obras marinas a la espera de la recuperación de los equipos y materiales perdidos. Esta restricción expiró el 3 de octubre y no ha sido prorrogada”, explicó la firma en un comunicado.
La empresa señaló que “las condiciones del mar continúan impidiendo la recuperación completa de todo el equipo perdido y esto ha impedido la reanudación de los trabajos de construcción marina desde que se hizo cumplir esta restricción en septiembre. Como consecuencia, la suspensión de las obras ha afectado al calendario de finalización del proyecto de la planta desaladora”.
Ante esto, dijo que “se está finalizando un cronograma revisado que incorpora este retraso junto con el impacto del continuo oleaje en las obras marinas restantes”, sin dar cuenta de una fecha estimada.
Cabe recordar que Antofagasta Minerals como los propios ejecutivos de Minera Los Pelambres confiaban iniciar la operación de la desaladora durante el cuarto trimestre de este año. Con todo, la empresa dijo que “no se espera que haya un aumento material en el costo total de capital del proyecto como resultado de la demora en la reanudación de las obras”.
“A pesar de la revisión de la fecha de finalización de la planta desalinizadora, la disponibilidad de agua este año en Los Pelambres permitirá que la producción de cobre del grupo en 2022 alcance el extremo inferior del rango guía de 640-660.000 toneladas», informó.
Sin embargo, adelantó que este retraso “afectará la producción previamente planificada en 2023 en aproximadamente 30,000 toneladas”.
“Esto se reflejará en la guía de producción total de cobre del grupo para el año, que se anunciará en el Informe de producción del tercer trimestre de la compañía el 19 de octubre”, sentenció.