Trabajadores del Gobierno Regional protestan contra Krist Naranjo y piden su salida inmediata

0
21

El complejo escenario entre las asociaciones de funcionarios con la máxima autoridad regional empeoró luego de la remoción de dos jefaturas. De esta manera, solicitaron a la Justicia en apurar las resoluciones de las causas que pesan contra Naranjo.

¡Fuera Gobernadora! ¡Cero Respeto! ¡Cero Gestión! Esas fueron algunas frases que contenían las pancartas que unos 40 funcionarios del Gobierno Regional de Coquimbo desplegaron en el frontis del edificio de la calle Prat para protestar contra la Gobernadora Krist Naranjo.
El pésimo clima laboral al interior de la institución; las relaciones deterioradas entre agrupaciones de funcionarios con la máxima autoridad regional; el despido de dos jefaturas y los cambios de trabajadores, incluso con licencia médica; la baja ejecución presupuestaria y las dificultades de gestión mellaron en una nueva manifestación, donde se solicitó la salida inmediata de Naranjo.

A Beatriz Hidalgo, secretaria de la Nueva Asociación de Funcionarios del GORE, indicó que “seguimos con cambios y sin ninguna justificación. Las manifestaciones del año pasado lamentablemente quedaron en nada y hacemos un llamado a las autoridades, básicamente a la Contraloría, y a los tribunales de justicia, a la Corte Suprema, para que se pronuncien respecto de las causas que existen. Y si bien no sabemos cuál será la determinación, que puede ser no lo que nosotros queremos, sí necesitamos que exista una resolución, una tranquilidad al respecto”.
Hidalgo apunta a que ninguno de los parlamentarios se ha acercado a conversar con ellos, pero básicamente no se explican que una autoridad elegida democráticamente “no tenga un control y que nadie pueda removerla. Esto es insólito”.
Toda esta problemática dice que tiene su raíz “desde que ella llegó” y ya han perdido la cuenta de cuántos funcionarios han sido cambiados de sus funciones, lo que se suma a las personas que están con licencia médica “por problemas de maltrato, de acoso laboral y licencias que han sido abaladas por la mutual”.
Afirma que “existe un estudio acabado de expertos en el área de la salud mental de que acá hay problemas de maltrato, de gestión, pero se hace caso omiso incluso a las observaciones que entrega la mutual. ¿Qué queremos? Un llamado a la autoridad, pues con ella no existe dialogo…”.

Una manifestación que bien podría continuar en los siguientes días, tal como sucedió a finales del año pasado, porque como asegura el dirigente Boris Castillo, “estamos trabajando en una permanente situación de incertidumbre y qué es lo que pasará, que sacarán a nuestros jefes, nos enviarán a otro lugar, nos despedirán… entonces no estamos trabajando con tranquilidad. Además, nos hace falta más funcionarios y sin ellos, la carga es aún más y eso genera estrés”.
Como dirigente se sumaron a la manifestación después de que algunos funcionarios fueran removidos de sus cargos, “panorama que ha estado ocurriendo permanentemente. A veces hay cambios que no se explican, lo que además genera problemas en la ejecución presupuestaria, que por lo demás hoy es bajísima, entonces no se explica que teniendo programas y proyectos que podríamos haber estado financiando, sigamos teniendo las mismas dificultades”.

“Se ajusta a las atribuciones”
A través de una declaración pública, el Gobierno Regional de Coquimbo explicó la decisión de la Gobernadora Krist Naranjo se “ajusta” plenamente a las atribuciones encomendadas por la Ley. En ese sentido, precisó que la desvinculación del primer funcionario, al tratarse de una jefatura directa, “la ley estipula de plena confianza de la Gobernadora, pudiendo ser removido en virtud de la pérdida de ella”.
En el caso del segundo funcionario, esgrimió, “no es una desvinculación, sino un cambio de funciones, respetando horario laboral, monto de remuneración y lugar de trabajo”.