Sistemas de reúso de aguas residuales tratadas buscan hacer frente a la sequía de la región de Coquimbo

0
224

Las iniciativas de reúso fueron implementadas en las comunas de Illapel, Monte Patria, La Serena y Vicuña, y buscan darle un nuevo uso a efluentes sanitarios rurales, con alto beneficio social, económico y ambiental, mejorando la calidad de vida de las personas. El proyecto fue ejecutado por Escenarios Hídricos 2030 de Fundación Chile, y se suman al realizado en 2018 en Cerrillos de Tamaya.

Durante más de 10 años la región de Coquimbo ha experimentado una grave situación de sequía, lo que ha afectado el abastecimiento de agua potable urbano y de los sistemas productivos que utilizan el recurso en la región, impactando en mayor medida a sectores rurales vulnerables, como el abastecimiento de agua potable por APR, crianceros y agricultura de subsistencia.
Ante este escenario, el Gobierno Regional de Coquimbo impulsó iniciativas pioneras de sistemas de reúso de aguas residuales tratada (ART) rurales que fueron ejecutadas por Escenarios Hídricos 2030 de Fundación Chile, las que fueron construidas en el 2022 y se encuentran operativas en las comunas de Illapel, Monte Patria, La Serena y Vicuña. Se trata de soluciones costo-efectivas que apoyan a los sistemas sanitarios rurales en la región, contribuyendo al mejoramiento de la calidad de vida de las personas.
Estas soluciones se dieron a conocer este jueves 08 de mayo en el lanzamiento de resultados del proyecto “Reúso de Aguas Residuales Tratadas Rurales como Nueva Fuente de Agua para la Resiliencia y Desarrollo Productivo de Territorios Vulnerables en Sequía” realizado en el salón Gabriel González Videla del Gobierno Regional de Coquimbo.
Gerardo Díaz, líder de proyectos de Nuevas Fuentes de Agua en Fundación Chile, explica que “este proyecto nace desde la necesidad de la región de Coquimbo de abordar la brecha y escasez hídrica que presenta el territorio”.
“La brecha la vemos desde el punto de vista de la disminución de las precipitaciones o la cobertura nieve, en donde hoy en día los grandes embalses de la región en un 14% como es el caso del Puclaro, La Paloma al 8%, mientras que la cobertura de nieve al 2023 llega a cero en las estaciones de monitoreo de la DGA” añade.
A juicio de Díaz, “con todo esto, el panorama es poco auspicioso, especialmente pensando en el abastecimiento para el consumo humano, las actividades productivas y también para la conservación de los ecosistemas, y en ese sentido el Gobierno Regional de Coquimbo nos contactó para poder desarrollar un proyecto que hiciera frente a estos efectos, especialmente pensando en territorios vulnerables”.
“Para esto, nosotros desarrollamos el proyecto de reutilización de efluentes sanitarios rurales, específicamente, para la reincorporación ya sea en actividades productivas o solucionar un problema social o ambiental que pudiera estar sucediendo en estos sistemas” sostiene.
Relata que “este proyecto comenzó en diciembre del año 2021, y el evento de cierre fue la semana pasada, el jueves 8 de junio, en el Gobierno Regional donde presentamos los resultados en un panel de conversación con los beneficiarios, la CRDP, el diputado Víctor Pino, “en la instancia se abordaron los desafíos fututos de estos proyectos y también hubo una reflexión de la Dirección de Obras Hidráulicas de la región”.

Cinco nuevas iniciativas de reúso de agua para la región
Al sistema de reúso implementado por Escenarios Hídricos 2030 de Fundación Chile en 2018 en la localidad de Cerrillos de Tamaya, se suman estas cinco nuevas iniciativas, las que involucran impactos positivos económicos, sociales y ambientales importantes para las comunidades rurales donde se emplazan.

En la localidad de Plan de Hornos, en la comuna de Illapel, se habilitó riego tecnificado de áreas verdes utilizando aguas de reúso, lo que permitirá recuperar un espacio para uso y goce de la comunidad, reemplazando el agua potable que se usaba para el riego por las aguas residuales tratadas de la planta de tratamiento rural de la comunidad.

En Huatulame, en la comuna de Monte Patria, se construyó un humedal artificial superficial, el cual recibe efluentes provenientes del sistema de tratamiento de la localidad (lombrifiltro), mejorando la calidad del agua residual y minimizando la generación de olores molestos a la comunidad.
Además, en Punta Azul, en la comuna de Vicuña, el proyecto implementado permitió el aprovechamiento eficiente de las aguas de reúso por un productor de plantas ornamentales nativas.
En la misma comuna de Vicuña, pero en la localidad de Marquesa, se reforzó el pretil en la quebrada Marquesa. Las crecidas en la quebrada han generado el colapso de esta estructura que protege a la comunidad y la PTAS de Marquesa – Nueva Talcuna, interrumpiendo el saneamiento en la zona con la consecuente afectación a la comunidad.

En el sector rural de La Serena, específicamente en Lambert, se construyó un humedal artificial para mejoramiento de la calidad de aguas residuales tratadas descargadas por la PTAS de la localidad, además de un sistema de riego eficiente por aspersión para riego de árboles nativos plantados en un sitio frente a la PTAS.