Sebastián Bravo, representante Legal de Teatro Centenario SPA: “Desde que se construyó en 1949, es la primera vez que alguien está invirtiendo en la infraestructura”

0
100

Con recursos privados se realizaron una serie de mejoras al emblemático recinto para entregar una experiencia de primera calidad a los asistentes de la nutrida cartelera de show musicales y espectáculos que agendó la sociedad durante estas semanas. El plan considera reinvertir parte de las utilidades en el espacio, que considera aforos entre 700 y 1.200 personas, dependiendo del evento.

La primera semana partió con todo en el remozado Teatro Centenario. En el show inicial Javiera Mena presentó su nuevo disco musical, luego artistas locales exhibieron su talento en un evento organizado por la Secretaría Ministerial de las Culturas y las Artes, y culminó con los 50 años de reconocida banda nacional Illapu.
Y es que cada intervención en el emblemático recinto de la calle Cordovez -hay actividades agendadas para todo el resto del año- puede apreciarse en una gran cartelera instalada en el frontis del ex cine. Un trabajo intenso no solo por concertar variados espectáculos de primer nivel, sino también por el rescate arquitectónico y patrimonial del teatro.
“Hemos querido rescatar los elementos patrimoniales del edificio, pero a la vez transformarlo de su uso original que fue un cine a un teatro para las artes escénicas, musicales, festivales en vivo”, comentó a Semanario Tiempo el representante Legal de Teatro Centenario SPA, Sebastián Bravo.
Para ello, la sociedad se trazó una planificación de largo aliento y en un proceso de constante avance que seguirá mejorando en elementos, tales como agregar butacas en el segundo piso y la platea, en lugar de las graderías actualmente existentes. “Como lo ven, este teatro desde que se construyó en 1949 es la primera vez que alguien está invirtiendo en la infraestructura. Entonces, para nosotros es importante terminar en un plan de largo plazo, en el cual vamos a seguir reinvirtiendo y creando mejoras para la infraestructura, y así darles una mejor experiencia a nuestros asistentes”, dijo.
Agrega que el lugar recibió una serie de modificaciones que permitieron la ampliación del escenario, la adición de camarines para recibir a los artistas y también baños en el primer piso, además de las obras necesarias para habilitar el edificio de forma 100% accesible.
Respecto a los aforos, Bravo mencionó que éstos dependerán de los espectáculos, pero consideró que variarán entre las 700 y 1.200 personas. En ese sentido, respondió espera que el Teatro Centenario se posicione en el circuito de lugares de excelencia en el norte y resto del país para albergar conciertos. “
De hecho, sabemos que, para algunos de los shows, en especial de Mr. Bungle está viajando gente desde Copiapó, Ovalle, Vallenar, Antofagasta, incluso Santiago, porque dadas las características del recinto, es más o menos ‘íntimo’, la visibilidad desde cualquier lugar, en la platea o la cancha, es bastante buena y cercana al escenario, lo que permite disfrutar un show de primera calidad y en las mejores condiciones”, destacó.