Rio Elqui: Tribunal Ambiental fija alegatos en controversia de privados contra declaratoria de humedal urbano

0
99

Sin embargo, Consejo de Defensa del Estado, quien representa los intereses del Ministerio del Medio Ambiente, ingresó unos escritos, en común acuerdo con las inmobiliarias Habita y Cruz del Molino S.A., para aplazar los comparendos por 30 días hábiles. Seremi del ramo, Leonardo Gros, mantuvo que se encuentran a la expectativa de lo que resuelva la corte.

Dos jornadas programó la magistrada y presidenta del Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta (1TA), Sandra Álvarez, para revisar y escuchar los alegatos de las seis causas que mantienen abiertas algunas empresas inmobiliarias, una consultora y dos privados contra el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) contra la declaratoria de Humedal Urbano en la desembocadura del río Elqui.
En los escritos, el 1TA fijó que para el 18 y 23 de noviembre están programados los comparendos, los que se desarrollarán de manera virtual. En la audiencia más lejana, el Consejo de Defensa del Estado (CDE), quien representa los intereses del MMA, intervendrá contra la Diego Brun Facchinelli; María Alvarado y otros; la consultora Gestión y Desarrollo S.A. y la Sociedad Agrícola Emilio Apey Hijos y Compañía, a las 10:00, 12:00, 15:00 y 17:00 horas, respectivamente.
Mientras, en la sesión más cercana, el CDE alegará contra las inmobiliarias Cruz del Molino S.A, y Habita Asociaciones Inmobiliarias S.A., a las 15:00 y 17:00 horas, consecutivamente. En esta última jornada, tanto el CDE como las empresas aludidas, presentaron -de común acuerdo- un escrito pidiendo la postergación de los alegatos por 30 días hábiles.

De acuerdo a los expedientes, las reclamaciones aluden a cuestionamientos con la superficie que abarca el humedal, ya que aducen que sus terrenos no se ajustan a las características que debe tener un humedal urbano de acuerdo a la ley, además de presuntos vicios del proceso y el límite del derecho de propiedad, y de su uso, goce y disposición. Junto a lo anterior, alegan que no hubo posibilidad de participar activamente en el procedimiento de declaratoria de humedal urbano y algunos reclamantes aducen una discordancia en la gestión ambiental local llevada a cabo por el Municipio de La Serena y la secretaría de Estado.
Al contrario, los intereses fiscales estarán representados por el procurador Fiscal de la II Región, el abogado Carlos Bonilla, quién justificó que la Resolución Exenta N833/2022, del 25 de julio en 2022 tuvo un “correcto procedimiento en la declaratoria de Humedal Urbano, sino que una ajustada delimitación del sector”.
Además, mencionó que la Ley 19.300, artículo 69, el Ministerio del Medio ambiente “es el encargado de elaborar con el presidente de la República el diseño y la aplicación de políticas, planes y programas en materia ambiental, así como en la protección y conservación de la diversidad biológica y recursos naturales e hídricos”.
En ese sentido, Bonilla agregó que la Ley 21.202, la “Seremi (del Medio Ambiente de Coquimbo) actuó dentro de sus competencias” y “entrega a los municipios las herramientas concretas que permiten proteger los humedales urbanos, a través de ordenanzas generales para su protección y la postergación de permisos de subdivisión predial”.

Cabe recordar que el escándalo por la protección de ese ecosistema comenzó en 2021, luego que la Inmobiliaria ISiete decidiera levantar el proyecto Ipanema, un complejo de departamentos, algunos con subsidios, lo que provocó manifestaciones de organizaciones ecologistas, ciudadanas y el rechazo de autoridades locales, cuando la empresa comenzó a cercar el predio y otras obras civiles. Luego de eso, y tras un extenso proceso, finalmente la autoridad sectorial del Medio Ambiente configuró un polígono de protección de 492,8 hectáreas.

Para el Seremi del medio Ambiente, Leonardo Gros, prácticamente todos los humedales que se han prolongado a través de la norma han sido cuestionados por privados, empresas inmobiliarias “que tienen intereses o son vecinos de sectores aledaños”. En ese sentido, explicó que del total de casos judicializados solamente se han resuelto un par de ellos, mitad a favor de la medida adoptada por el MMA y la otra mitad en contra.
“Entonces, la situación en que nos encontramos hoy es a la expectativa y a la espera de lo que el tribunal pueda considerar (…) Esperamos para el beneficio y resguardo del humedal que se mantenga la declaratoria, pero si el tribunal estima otra cosa, hay que volver atrás, replantear el polígono, o analizar la situación, estamos dispuesto a aquello”, sentenció.