Revés para Sacyr: no acredita titularidad en concesión de Ruta 5 y SEA desiste pronunciarse por modificaciones en tramo Los Vilos y Coquimbo

0
171

La iniciativa de US$550 millones considera adicionalmente las obras del tramo urbano de la arteria entre La Serena y Coquimbo, claves para la descongestión vehicular y la normalización de la vía más importante del país.

“Resuelvo: tener por desistida la Consulta de Pertinencia (CP) de ingreso al SEIA del proyecto denominado ‘Modificaciones tramo interurbano concesión Ruta 5 tramo Los Vilos – La Serena’, poniéndose término a dicho proceso”.
Un duro revés sufrió la empresa española Sacyr, luego que la directora regional del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), Claudia Martínez, resolviera que la firma no acreditó, ni aportó los antecedentes legales que demostraran detentar la titularidad del proyecto de US$550 millones, iniciativa que adicionalmente considera el tramo urbano de la arteria entre La Serena y Coquimbo.
A juicio de Martínez ello llevó a desistir de pronunciarse sobre si los nuevos trabajos de mantención, conservación o renovación de obras preexistentes, entre el tramo Los Vilos y Coquimbo (El Panul), requerían ingresar a evaluación ambiental.

El requerimiento fue ingresado por Ignacio Hierro, gerente General de la Concesionaria Ruta Elqui S.A., -controlada por Sacyr- y buscaba aclarar si era necesaria una modificación a la RCA N°38/1998 o, en consecuencia, la empresa debiera ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) o un Estudio de Impacto Ambiental (EIA).
“Que, mediante carta de fecha 26 enero de 2023 ingresada al Sistema de Consultas de Pertinencias en igual fecha, por el señor Ignacio Andrés Hierro Honores, no presentó los antecedentes solicitados, indicando en su presentación que su representada es actual titular de la Concesión”, dijo la autoridad ambiental. Cabe recordar que en la edición Nº 1423 de Semanario Tiempo, el alto ejecutivo mencionó que se encontraba realizando las gestiones con el Ministerio de Obras Públicas (MOP) a objeto de obtener el traspaso del proyecto.

El inciso 1° del artículo 31 de la Ley N°19.880 establece que si la solicitud de iniciación no reúne los requisitos señalados se pedirá al interesado que, en un plazo de cinco días, subsane la falta o acompañe los documentos respectivos, de lo contrario se tendrá por desistido de su petición.
Según Hierro, la concesión fue adjudicada mediante el Decreto Supremo del Ministerio de Obras Públicas (MOP) Nº47, del 30 de abril del 2019. Alegó que dentro de las bases de licitación expresaban presentar ante el SEA dicha consulta, dentro de un plazo de 30 días corridos a la Puesta en Servicio Provisoria de las Obras Preexistentes.
“Con fecha 22 de diciembre (2022) fue otorgado por parte del MOP la Puesta en Servicio, dándose inicio al plazo que tiene esta concesionaria para presentar la CP”, dijo en una carta enviada a la directora Martínez.
El proyecto global considera dos partes: el interurbano y el urbano. El primero corresponde al trayecto desde el kilómetro 244,5 norte de la principal arteria del país y cruza las comunas de Los Vilos, Canela, Ovalle, finalizando en el sector El Panul de Coquimbo. Entre las labores a desarrollar está el desdoblamiento de calzada; la rehabilitación de carpeta de la segunda calzada por el lado poniente, en función de las condiciones topográficas e hidrográficas, en ciertos sectores de curvas, y se cambiará el trazado en las zonas de variante.

El segundo tramo, en tanto, contempla los 16 kilómetros que separan a Coquimbo, a la altura de El Panul, con La Serena (pasarela de El Líder), clave para la descongestión vehicular entre ambas ciudades y la normalización de la vía más importante del país.
Desde el 15 de diciembre en 2022, Sacyr inició la explotación de trayecto interurbano, que, de acuerdo a los antecedentes de la empresa, demandará una inversión US$246 millones para el desarrollo de obras de modernización. El proyecto en total, adjudicado al titular por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), asciende a los US$550 millones, es decir el gasto que se deberá destinar a los trabajos en la conurbación llega a los US$304 millones, un 55% del monto global.