Pucobre, titular del proyecto El Espino, constituirá sociedad para trasladar activos y pertenencias mineras

0
110

El gerente General de la firma, Sebastián Ríos, informó a la Comisión para el Mercado Financiero la decisión adoptada por el directorio, la que se afianzará a medida que se obtengan algunos permisos y el financiamiento para materializar la iniciativa que pretende emplazarse en la comuna de Illapel, en la provincia del Choapa.

A través de un Hecho Esencial enviado a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), la Sociedad Punta del Cobre S.A. (Pucobre) constituirá, durante el primer semestre de este año, una sociedad para trasladar los activos y pertenencias mineras del proyecto minero El Espino, iniciativa de unos US$490 millones que busca emplazarse aledaño a la comuna de Illapel, en la provincia del Choapa.
Ello, según Ríos, “en la medida que se otorguen los permisos y el financiamiento bancario del proyecto”. La filial se denominará “El Espino SpA” y fue adoptada por decisión del directorio de Pucobre, el pasado 11 de marzo del año en curso. “Se espera que la constitución del Espino SpA no tenga efectos financieros y tributarios para Pucobre”, agregó el alto ejecutivo.
De acuerdo a lo que ha informado Semanario Tiempo, Pucobre está en la búsqueda de financiamiento para construir el proyecto minero, los que provendrían de asociaciones e incorporación de terceros y créditos bancarios. Sin embargo, también se viabiliza que la propia empresa concurra con aumentos de capital y emisiones de deuda.
Para ello, el 24 de abril de 2023, Ríos informó a la CMF la celebración de un Acuerdo Marco para suscribir pactos finales que permitan desarrollar conjuntamente con terceros la iniciativa de cobre. En el instrumento, se explicó que Pucobre aportará activos y tendrá una participación de 76,32% de la propiedad, mientras el restante provendrá de terceros, quedando un paquete de acciones equivalente al 23,68%.

El Espino consiste en la explotación un yacimiento con el objetivo de producir concentrado de cobre y oro, a cielo abierto. Incluye la utilización de agua de mar para su abastecimiento industrial y potable en sus procesos, la cual será captada en un punto ubicado en el sector costero de Puerto Oscuro, e impulsada a través de un acueducto de 64 kilómetros.
La vida útil de la iniciativa se estima en 20 años, de los cuales 16 años corresponderán a la etapa de operación. Unas 500 personas podrían ser contratadas durante su construcción.
Durante los últimos meses, tal como ha informado este medio, Pucobre hizo ajustes al proyecto El Espino, los que fueron autorizados por la directora (S) del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) en Coquimbo, Karina Fuentes. El requerimiento apuntaba a alteraciones “de consideración” sobre las obras contempladas exclusivamente en el “Sector El Espino”. En esa área se emplazarán el rajo, los depósitos de lastre y relaves, la planta de procesos, e instalaciones auxiliares.

En ellos, la empresa perseguía que el SEA despejara un eventual ingreso al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) por la eliminación del depósito de lastre norte, la ubicación del campamento de construcción, ajustes a las líneas de transmisión “110 kV Ovalle-Illapel” y “66 kV Illapel-Ovalle” existentes, y la modificación del lugar de las instalaciones de la planta, entre otras.
Las acciones o medidas tendientes a intervenir también consideran la alteración tecnológica de la deposición de los relaves, cambios en la forma de cumplimiento del compromiso de reposición de Capilla Ravanales, la ubicación de Centro de Interpretación del Patrimonio Arqueológico, los pozos de monitoreo, entre otras. Todas, involucran la reducción de 114,8 hectáreas.