Piden adoptar medidas de urgencia por crisis en Sistemas Sanitarios Rurales de la región

0
81

Debido a la falta de agua para el consumo humano y la “inacción” de algunos organismos públicos, cuerpo colegiado considera necesario priorizar medidas como la construcción y habilitación de pozos en las tres provincias, pues actuales se encuentran secos y con niveles preocupantes de salobridad.

Una sesión extraordinaria con la Gobernadora Regional, Krist Naranjo, antes del término de septiembre y oficios al Ministerio de Obras Públicas (MOP) y Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), son las primeras acciones que adoptó el Consejo Regional (CORE) de Coquimbo para agilizar la construcción y habilitación de pozos de emergencia, debido a la crisis de algunos Servicios Sanitarios Rurales (SSR) de las tres provincias de la zona.
El acuerdo propuesto por la bi-comisión de Recursos Hídricos y Desarrollo Social, y aprobado por el pleno del cuerpo colegiado, tras los análisis de los informes entregados por los dirigentes de las asociaciones de SSR de Choapa y de la provincia de Elqui. La organización de Limarí expondrá en la próxima sesión.
“Esta situación la está viviendo la mayoría de los Servicios Sanitarios Rurales de la región. Hoy es necesario que el ministerio de Obras Públicas, el seremi Javier Sandoval y la DOH, se hagan cargo de la inacción que han tenido en el tiempo con la habilitación de pozos que hoy día están construidos, pero no están conectados a la electricidad para su funcionamiento”, reclamó el consejero Cristian Rondanelli, presidente de la instancia del CORE.
La exposición de los presidentes de los Servicios Sanitarios de Choapa y Elqui, Ramón Reyes y Carlos Peralta, respectivamente, estuvo cargada de datos duros que respaldan el estado de los sistemas sanitarios, los que dijeron ya entraron a un periodo crítico, de colapso por la escasez del vital líquido.
“La crisis del agua nos ha golpeado de forma muy violenta, tenemos siete APR que están con cero aguas, otros están abasteciendo medianamente a su población, y en otros, por motivos que se desconoce, las fuentes de captación de agua se salaron, por lo tanto, esa agua no sirve para el consumo humano. La búsqueda de soluciones tiene que ser ahora”, indicó Reyes.
En Elqui, en tanto, además de la falta de agua, preocupa el alcantarillado, lo que se agudizará en el verano por el aumento de la población flotante que veranea en los poblados del valle. “Estamos muy complicados con los APR más alejados de las comunas (Vicuña y Paihuano), porque los pozos están prácticamente secos, es muy difícil contar con el camión aljibe porque los municipios ya no dan más con ese programa. Para los que tenemos sistema de agua potable antiguo, estamos prácticamente colapsados y ahora, con la escasez de agua se pone mucho más difícil poder atender nuestros sistemas”, manifestó Peralta.
Para el consejero Lombardo Toledo, presidente de la comisión de Desarrollo social e Inversiones, la situación de los Servicios Sanitarios Rurales pasa por un problema estructural con la nueva ley de Servicios Sanitarios Rurales (SSR).
“Queremos no solo solucionar los problemas, sino llamar al MOP, a la SUBDERE, a los gobiernos locales y a los parlamentarios, para que puedan intervenir. Sería conveniente trabajar en conjunto para evitar una tragedia en la agricultura familiar campesina, que representan a más de 400 Servicios Sanitarios Rurales, los que con la nueva ley han sido tramitados y desfavorecidos”, afirmó Toledo.
Peralta afirmó que las falencias pasan porque la ley exige que sean operadores de los sistemas, “pero no tenemos la capacidad porque la norma es muy centralizada, pensada en los sistemas del sur (del país), donde hay cooperativas que cuentan con dos mil hasta cinco mil arranques, a diferencia de los sistemas locales”.
“Esta ley nos perjudica enormemente, porque vamos a perder nuestra autonomía y porque se nos impondrán tarifas”, añadió.
El consejero Javier Vega, presidente de la comisión de Presupuesto del CORE, manifestó su preocupación, por la burocracia con que se ha manejado la problemática a nivel regional. En ese sentido, precisó que entre las trabas está la poca eficiencia de la DOH y los municipios en “levantar los proyectos y soluciones para el agua del consumo humano”.