Obras en seguridad hídrica en Choapa obligará a Aguas del Valle a desembolsar $6.000 millones… cuatro veces más que lo inicialmente presupuestado

0
133

Nueva conducción de agua, según informó la empresa, apoyará el acceso al agua potable a sectores históricos que no han contado con servicio. Las faenas se desarrollarán en cinco tramos y se espera finalicen en junio. Andrés Nazer, gerente Regional, sostuvo que este proyecto, de finalizarse con éxito, sustituiría otras alternativas analizadas previamente que consistían en la construcción de pozos en otras localidades como Peralillo o Chuchiñí.

$6.000 millones. Esa es la inversión que desembolsar la sanitaria Aguas del Valle para asegurar el suministro hídrico en la provincia del Choapa. Las obras que comenzaron esta semana y se lograron tras la firma de un convenio con la Municipalidad de Salamanca, que priorizarán el agua para esa comuna y, al mismo tiempo, podrán actuar como una nueva fuente de respaldo para Illapel sólo en caso de empeorarse la situación hídrica.
Sin embargo, los costos son cuatro veces más a lo presupuestado inicialmente, cuando la empresa tenía pensado realizar pozos en la localidad de Peralillo, comunidad que se opuso a los trabajos con bloqueo de rutas y accesos durante el año pasado. Las obras consistían en la construcción operación y puesta en marcha de dos pozos de una profundidad de 70 metros y una impulsión de 3,5 km para llevar el agua hasta la estación elevadora N°1 y luego 17 kilómetros hasta Illapel. La inversión estimada ascendía a los $1.400 millones y se proyectaba que se desarrollarían entre el 04 de septiembre de 2020 y el 13 de enero de 2021.

“Dar vuelta la página”
El gerente regional de Aguas del Valle, Andrés Nazer, manifestó su agradecimiento a Salamanca.
“Aquí se ha actuado con altura de miras y visión de futuro. Este acuerdo no sólo contribuirá a mantener la normalidad de nuestro servicio en Choapa, sino que también permitirá impulsar el desarrollo y crecimiento de la comuna. La dura sequía que vive hace más de una década nuestra región nos obliga a hacer la mejor gestión del recurso hídrico para cumplir nuestro compromiso y que todos nuestros vecinos tengan agua”, comentó.
El ejecutivo explicó que la tubería proyectada (de 20 kilómetros), en este segundo plan, irá por la faja vial de la ruta D-81, cuidando interferir en lo más mínimo posible las entradas de las parcelas. Asimismo, reiteró el compromiso de que no habrá afectación alguna a los sistemas de Agua Potable Rural (APR) de los vecinos.
En ese sentido, Nazer aclaró, que este proyecto, de finalizarse con éxito, sustituiría otras alternativas analizadas previamente que consistían en la construcción de pozos en otras localidades, como Peralillo o Chuchiñí.

En tanto, el Intendente de la Región de Coquimbo, Pablo Herman, explicó que “nuestras comunidades esperan soluciones y acciones concretas de sus autoridades y de las empresas de servicio. Necesitamos actuar con celeridad para responder a la contingencia que nos impone la disponibilidad de agua en Illapel. Por eso es que destacamos este acuerdo, que es un reflejo del trabajo conjunto que se lleva adelante entre la empresa privada y el sector público, que tiene como principal objetivo el beneficio de los vecinos. Confiamos en que éste será un apoyo decisivo para Illapel y para toda la provincia del Choapa”.

“Otros detalles del acuerdo”
El proyecto consiste en la construcción de una conducción que interconecta los pozos Tomás Davis (Salamanca) y nuevos sondajes proyectados en la misma zona, con la conducción Limáhuida (comuna de Illapel).
El acuerdo considera la conformación de una mesa de trabajo conjunta entre el municipio y la sanitaria para hacer seguimiento periódico al cumplimiento de cada una de las iniciativas propuestas, entre ellas: diseño de soluciones sanitarias para los sectores El Consuelo, Santa Rosa y Chalinga, lo que permitirá al municipio postular a fondos regionales para financiar su concreción.
Además, se trabajará en propuestas de fuentes de abastecimiento alternativas para sectores rurales que presenten dificultades técnicas para ser abastecidos con agua potable y estudio de posibilidades de incorporación al territorio operacional de la sanitaria y un diagnóstico técnico de la situación de los APR Arboleda y sector Camisa, para buscar soluciones a los problemas actuales de distribución de agua.
Las primeras acciones tienen que ver con levantamientos de topografía para el diseño de soluciones para la distribución de agua potable en los casos que corresponde, proceso que estará a cargo de la sanitaria, mientras el municipio levantará un catastro de los potenciales beneficiados.