Minvu afina plan de construcción de viviendas, rescate patrimonial y recuperación de espacios en ex estación y maestranza de Ferronor

0
124

Autoridad descartó la intervención en la línea férrea, que podría rehabilitarse en caso que la empresa lo decida, pues se mantuvieron con la propiedad del ramal. Con Ferronor además se buscará algunas colecciones, documentación, piezas y otro tipo de material para soportar la carga museográfica del edificio. Previo a obras se harán instancias de participación ciudadana.

“Creo que en Coquimbo nunca se ha hecho una intervención tan grande”, dice el seremi de Vivienda y Urbanismo, José Manuel Peralta, refiriéndose al Plan Urbano Habitacional (PUH) que se desarrollará en el entorno de la ex maestranza y estación de trenes que perteneció a la empresa Ferronor en Coquimbo.
Para ello, trabajan equipos de la cartera semanalmente de Santiago y la región, además del municipio local, para revitalizar el paño, de 14,02 hectáreas, y su entorno, que es parte de los últimos dos predios adquiridos para levantar 3.570 soluciones habitacionales en la ciudad-puerto, y que serán incluidos en el Plan de Emergencia Habitacional (PEH).
El otro predio es la “Parcela 10”, de 16,4 hectáreas, aledaño al sector de El Sauce, en Sindempart. Ambos dialogarán con arterias que unirán estos dos puntos de Coquimbo.

Iniciativa pionera
Como en los años dorados del ferrocarril en Chile, éste fue fundamental para los habitantes de Coquimbo, pero dejó de prestar servicios cuando el Longitudinal Norte suspendió el transporte de pasajeros, en junio de 1975. En este predio, denominado “Ferrronor”, compuesto por varios lotes, se está elaborando un verdadero centro cívico, donde se realizará un rescate patrimonial con el primer Museo Histórico de Ferrocarriles de Coquimbo. Con la empresa, en tanto, se buscará que pongan a disposición algunas colecciones, documentación, piezas y otro tipo de material para soportar la carga museográfica del edificio.
El Seremi Peralta recordó que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) posee tiene distintos programas y subsidios, y uno de ellos es el PUH. En definitiva, se trata de paños superiores a las 5 hectáreas, que se retroalimentan con subsidios para organizar espacios públicos integrales. “Y en eso, se avanzó en una versión 2.0 con el concepto de Ciudad Justa, que tiene que ver con la vivienda accesible, equipamientos, espacios públicos, patrimonio, desarrollo de infraestructura, poniendo en el centro el desarrollo de la gestión comunitaria y la cohesión social”, dijo.
Son diez ciudades de Chile que desarrollan ese modelo, y uno de ellos es Ferronor. Tras estudios de cobertura, conectividad con el resto de la ciudad, escasez de vivienda, se hizo un levantamiento para ver las fortalezas y debilidades de esta instalación. Los permisos urbanos permitidos dio para varios usos, no solo vivienda, sino hogares de acogida, alojamiento, comercio, educación, salud, exceptuando bares y discotheques, estadios, centros de reclusión, entre otras.
Además, la autoridad descartó la intervención en línea férrea troncal, pues la propiedad sigue siendo de Ferronor, manteniendo ese uso. “No vamos a tocar en nada la línea, pero si estamos mirando el entorno y qué regalo le hacemos a la ciudad, con espacios públicos, culturales y de servicios, que queden incorporados parques también”, agregó.
El predio cuenta con factibilidad de agua potable, alcantarillado, electricidad. La compra se hizo a fines de diciembre del año pasado, luego de la toma de razón de Contraloría. Solo queda la última inscripción en el Conservador de Bienes Raíces. Además, los inmuebles no tienen categorías de conservación como Zona Típica, ni de Monumentos Nacionales, aunque Peralta reconoció que posee un valor histórico: “
En ese sentido, la maestranza revitalizará algunos inmuebles, y se buscarán alternativas para suplir la necesidad de algunos servicios a la comunidad, por ejemplo, aquellas de atención de educación de primera infancia, incluso facilitar algunas dependencias a otros organismos.
El cronograma es que durante el primer semestre concluya el plan maestro, y luego abrir instancias de participación ciudadana para llegar con una propuesta definitiva a la comunidad. Durante el segundo semestre se verán obras.
“Los edificios están en buenas condiciones, y estamos conversando con muchos actores para que imaginemos el uso de las actuales dependencias y cómo desarrollamos una propuesta de soluciones habitacionales que no sean un gueto”, complementó.

Suelo
La directora (s) regional de Serviu, Verónica Ibacache, explicó que las compras de estos dos terrenos fueron por aproximadamente por 20 mil millones de pesos, ya que cuentan con las factibilidades que permitirán desarrollar Planes Urbanos Habitacionales en Coquimbo.
“Firmamos la escritura de compraventa donde adquirimos varios lotes. Por lo tanto, ahí vamos a tener posibilidades de realizar no solamente viviendas, sino que aportar a los espacios públicos y la calidad de vida de quienes van a vivir en esas nuevas casas, y también a los barrios más antiguos de Coquimbo que están alrededor de estos terrenos”, destacó.
Peralta explicó que existe una comisión de expertos, agrupados en una unidad en Santiago y otra en la región, que fija precios a valores de mercado, y que constantemente recibe propuesta de privados. “Tasamos todas las propiedades, y diría que siempre resguardamos los intereses públicos de hacer el mejor uso de los recursos. Todas esas tasaciones tienen componentes de emplazamiento, un terreno como éste (Ferronor) tiene un valor mayor, que otros. Mientras más te acercas al centro urbano, hay más servicios, sentenció.