Ministerio de Obras Públicas dejará que las comunidades diaguitas decidan la solución constructiva definitiva para el sitio El Olivar

0
117

“Son ellos los que tienen que ponerse de acuerdo”, comentó el seremi de Obras Públicas, Javier Sandoval, respecto a la disposición a favor de las agrupaciones de pueblos originarios. Hace más de siete años que la principal arteria del país mantiene al sector, a la salida norte de La Serena, con una vía bidireccional.

Después de barajarse la construcción de un museo de sitio, un bypass, incluso un viaducto por el sitio El Olivar, área de enorme valor patrimonial ubicado a la salida norte de La Serena, pero que mantiene un tramo inconcluso en la concesión de la Ruta 5 entre la capital regional y Vallenar, el Ministerio de Obras Públicas adoptó que sean las comunidades y agrupaciones diaguitas quienes entreguen la solución definitiva a ese trozo de la arteria, que actualmente está con una calzada bidireccional.
Hace más de siete años, en mayo del 2016, Sacyr comenzó la operación y explotación de la Ruta 5 Norte comprendida entre Vallenar y La Serena. En 2015, mientras la empresa realizaba, se informó del descubrimiento arqueológico, que resultó ser uno de los más importantes en el país, por la complejidad de los cuerpos, animales y figuras.
La apuesta de la cartera, liderada localmente por seremi Javier Sandoval, es que sea la circunvalación la que resuelva el tránsito de la ruta. “Mi cercanía a las comunidades diaguitas de la región, de sus requerimientos y de la problemática ingenieril (…) Me di cuenta que no era una solución que iba a ser aceptada por las comunidades, de imponer una solución técnica, como se estaba haciendo en la administración anterior”, sostuvo la autoridad.
En ese sentido, agregó que la circunvalación permite descomprimir la necesidad de tener obras en el sitio El Olivar, “y de algún modo permitía que las comunidades se pusieran de acuerdo y nos plantearan como Estado, y Gobierno, qué es lo que quieren hacer ahí”. La medida, de acuerdo al secretario ministerial, es que así se transite a alta velocidad, toda vez que el actual trazado de la Ruta 5 sigue como autopista urbana.
“Como Ministerio de Obras Públicas nos ponemos a disposición a que, si las comunidades quieren construir algo, el MOP va a estar dispuesto, independiente de lo que ellos decidan (diaguitas), pero son ellos los que tienen que ponerse de acuerdo”, mantuvo.
“Mientras no lleguemos a un acuerdo con las comunidades, mientras ellos no nos planteen qué es lo que quieren, no tenemos ninguna definición. O sea, eso se mantiene y el acuerdo es proteger el sitio, resguardar el cierre perimetral, porque es un patrimonio de todos, sobre todo de las comunidades, y de todos los habitantes de este territorio”, cerró Sandoval.
Para el consejero regional, Javier vega, la decisión de la secretaría de Estado va en la línea correcta pues “no impone acciones específicas del futuro del sitio El Olivar”. “Es un precedente que viene a homologar el Convenio 169 sobre los Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, que plantea que todas las medidas administrativas y jurídicas, o acciones que realicen los gobiernos, y que pueden afectar la cosmovisión, la vida en comunidad, y manifestaciones y pertenencia de los pueblos originarios, tiene que ser consultados por las organizaciones y comunidades territoriales”.
Según Vega, este mes se cierra un proceso con el mandato del Consejo de Monumentos Nacionales sobre el sitio El Olivar, ejecutado por los arqueólogos Paola González y Gabriel Cantarutti, respecto a un levantamiento definitivos de los hallazgos y generar informes correspondientes, los que serán socializados con las comunidades, antes de patrocinar una medida que genere valor en ese entorno.
“La base del porqué no se ha podido lograr un acuerdo con las comunidades se debe a que no ha habido un respeto a este convenio internacional. Hoy, se avanza a un proyecto que instalaría bloques y dejaría enterrado el sitio El Olivar, y se genera una posibilidad de dialogar con las comunidades diaguitas de la provincia Elqui”, indicó.
Los pronósticos es que se genere una consulta indígena para el pueblo diaguita, donde se perfilen las acciones que se puedan acoger. En esa línea, se han barajado parques ancestrales y sitios de alta significancia indígena, pero solo como opiniones, pues la solución aún no está clara.