Minera Cuprum Resources reactiva proyecto“Puquios” con ajuste al proceso delixiviación y reubicación de instalaciones

0
422

Cercano a la localidad de Punta Colorada, comuna de La Higuera, la propuesta privada permitiría la producción de 15.000 toneladas de cátodos de cobre al año, mediante una explotación a rajo abierto y posterior procesamiento metalúrgico de lixiviación de tipo ácido clorurado gracias a la adición de sal. Su inversión asciende a los US$85 millones.

La empresa Cuprum Resources está decidida a reactivar el proyecto minero Puquios. Para ello, busca actualizar el proceso de lixiviación y la reubicación de instalaciones aprobadas ambientalmente, a través de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) Nº76/2014, que tienen por objetivo la producción de 15.000 toneladas de cátodos de cobre al año, mediante una explotación a rajo abierto.
La iniciativa, de unos US$85 millones, se localiza aproximadamente 127 Kilómetros (km) al noreste de La Serena, hasta llegar a la localidad de Punta Colorada, comuna de La Higuera, ingresando 38 km en dirección al este por la Ruta B-115.
Para avanzar de un proceso de lixiviación del proyecto original de tipo bacteriano, a uno ácido clorurado, mediante la adición de sal, se necesitará la instalación de un galpón de almacenamiento de cloruro de sodio y la implementación de un sistema de lavado de gases. Este complemento permitirá generar las condiciones en la pila para incrementar la tasa de extracción de cobre, manteniendo la capacidad de chancado de mineral de 8.140 t/día y una producción de 15.000 t/año (1.250 t/mes) de cátodos de cobre. Según Cuprum, “este innovador proceso permitirá aumentar la recuperación de cobre total, es decir, obtener más cobre fino en base a la misma alimentación de mineral fresco y, a su vez, haciendo económicamente viable la explotación en el proyecto extractivo”.
El cloruro de sodio será transportado por el proveedor, mediante camiones, donde se deberá habilitar un galpón para su almacenamiento, con el objeto de evitar su dilución, y así poder ser incorporado posteriormente al proceso de aglomeración. El galpón tendrá un tiempo de autonomía de cinco días, con una capacidad total de 500 toneladas, considerando una capacidad viva de 380 toneladas (76%), ocupando una superficie de 236 metros cuadrados (m2).
El camión se ubicará en la rampa del galpón de almacenamiento para descargar directamente la sal a granel y distribuida con la ayuda de un cargador frontal hasta completar las 380 toneladas de capacidad de almacenamiento de la bodega, con el objeto de alimentar la tolva de carga, la que sustentará a un triturador de grumos (desterronadora), para que luego el cloruro de sodio sea dosificado en la correa transportadora, mediante el uso de un alimentador de tornillo.
Posteriormente, los gases provenientes del tambor serán enviados al lavador de gases, que corresponde a una instalación que será construida con ocasión de esta modificación.
Se contempla la reubicación del taller de camiones, destinado para la mantención de los vehículos y maquinarias del área de la mina, que comprenderá una superficie de 404 m2. Éste se emplazará en un área fijada a un costado del rajo.
El abastecimiento de agua para servicios higiénicos y duchas será a través de un sistema particular de provisión con camiones aljibes, suministrada en los lugares de trabajos mediante porta-bidones de 20 litros de agua purificada. En tanto, el recurso industrial proviene de un pozo de captación continuo de 33 litros por segundo.
Por su parte, el suministro de energía eléctrica será desde la Subestación Eléctrica Punta Colorada, perteneciente a la empresa Compañía Minera Nevada SpA (Barrick).
El suministro de combustible será realizado por una empresa externa autorizada de La Serena, mediante tres estanques, de los cuales dos tendrán una capacidad de 30 m3 y el de 10 m3.
Actualmente, el proyecto minero Puquios se encuentra en etapa de cierre temporal de faena minera, y Cuprum proyecta iniciar la fase de construcción durante octubre del 2023.