Mercado del Mar, Centro Acuático y Cecrea: reactivar proyectos “olvidados” de Coquimbo demandaría US$35 millones

0
130

A través de la gestión municipal, en conjunto con otras instituciones, se han revitalizado estas emblemáticas iniciativas con sus características constructivas, además de los antecedentes en cuando a costos de inversión necesarios para su materialización.

“El Mercado del Mar es una obra emblemática, que muestra una señal que es difícil sacarla de la mente de los coquimbanos: el abandono que se sufrió en los periodos anteriores”. Esa fue la frase del alcalde de la ciudad, Ali Manouchehri, al ser consultado por Semanario Tiempo por una de las obras más emblemáticas de la comuna y que aún se encuentra paralizada en la avenida Costanera.
Y es que la premisa del jefe comunal está en dar la “lucha” por recuperar recintos abandonados y ponerlos al servicio de la comunidad. Así, a través de este medio, se confirmó la reactivación de este espacio que busca agrupar y ordenar a los diversos locatarios de cocinerías y puestos de ventas de productos marinos, con un edificio, de tres pisos, de 5.716 metros cuadrados (m2). Recursos sectoriales, del Gobierno Regional y propios ayudarían a terminar la obra. Son US$9,9 millones considerados y, según el edil, se espera abrir una licitación el primer semestre del 2024.
Pero la silenciosa gestión también involucra otras iniciativas, tales como el añoso proyecto del Centro Acuático y ahora también CECREA, un lugar para potenciar, facilitar y desarrollar el derecho a imaginar de niños, niñas y jóvenes, con aprendizajes que convergen en las artes, las ciencias, las tecnologías y la sustentabilidad.
Todas estas iniciativas contienen ya sus características constructivas, además de los antecedentes en cuando a los costos de inversión para materializarse, los que consideran los US$35 millones (monto incluye el Mercado del Mar).
En la edición Nº1451 de Semanario Tiempo se informó de la reactivación del Centro Acuático, con un inmueble de 6 mil m2 y unas mil butacas. Más de 20 años de discusión tiene la viabilidad de construir este centro deportivo, que estaría cercano a un sector de dunas en La Herradura. La Secretaría de Planificación (Secplan) de la Municipalidad de Coquimbo presentó, el pasado 18 de agosto, una Consulta de Pertinencia (CP) ante el Servicio de Evaluación Ambiental. En ella, se valoriza en US$22 millones la construcción para una piscina olímpica, piscina formativa, camarines, jacuzzi, graderías, oficina de administración, sala de conferencia, área de acondicionamiento físico, entre otras instalaciones.
El edificio, de un piso principal, albergará todas las dependencias relacionadas al centro acuático; una zona representativa que muestre la relación del inmueble con el mar y contará con una amplia terraza para el esparcimiento de la comunidad. La superficie involucraría 6.061,14 m2, y se proyectan la habilitación de 84 estacionamientos para vehículos y buses. Los informes fueron acompañados con carta de la sanitaria Aguas del Valle, donde se autoriza la factibilidad para ser conectado a los servicios de agua potable y alcantarillado.
Finalmente, este 28 de agosto, se exhibió el proyecto “Cecrea Coquimbo”, un sueño largamente anhelado, emplazado en la tradicional Casa Novella del Barrio Inglés. De acuerdo al expediente, Cecrea considera recursos por US$3,1 millones y una superficie construida de 668,78 m2. La carga de uso corresponde a 126 personas.
“Cecrea plantea una infraestructura pública y abierta a la comunidad para la programación de laboratorios y experiencias creativas, desde una didáctica interdisciplinaria y horizontal, construida con metodologías participativas permanentes, a partir de los intereses y motivaciones de los niños, niñas y jóvenes, bajo la premisa de los derechos de la infancia”, precisó el texto.
En julio del 2022, el alcalde Manouchehri explicó que “el Barrio Inglés es uno de los ejes principales de la reactivación de un espacio dedicado a la cultura, que en algún minuto pertenecía a la gente, la identificación que tenía este espacio con el coquimbano, y que fue se perdiendo por culpa de la delincuencia, de las peleas, de los asaltos”.
“El gran desafío es devolverlo a las familias. Este espacio tiene que estar dedicado a su gente y, sin lugar a dudas, los proyectos como Cecrea nos va a permitir traer a la familia nuevamente a que puedan impregnarse de cultura, de arte, de música”, sentenció.