Liserco adelanta conversaciones con Enel, Kaufmann y Andes Motor para implementar buses eléctricos entre La Serena y Coquimbo

0
163

El presidente de la empresa de microbuses, Justo Álvarez, recordó no solo el proceso de licitación donde obtuvo la mayor puntuación otorgada por el Ministerio de Transportes, sino que tiene la factibilidad de CGE para construir el terminal. Habla del nacimiento de Eserco, la sociedad que operaría la flota de 42 máquinas, la que tendrá capital aportado por los socios, además de una probable expansión a Ovalle, pero sin pasar a llevar a la dirigencia de microbuses local.

La Comisión de Apertura y Evaluación de la División de Transporte Público Regional del Ministerio de Transportes recomendó que la Asociación Gremial de Dueños de Microbuses La Serena-Coquimbo, LISERCO, fuese la encargada de ejecutar y operar una flota de 42 buses eléctricos entre La Serena y Coquimbo, en dos recorridos. Ello, luego del análisis a los siete oferentes que participaron en la iniciativa, que traerá la esperada electromovilidad a la región.
Y lo hizo con la nota máxima. Es decir, Liserco obtuvo la mayor calificación (100 puntos) de los aspectos considerados, como la incorporación de mujeres en la flota, autonomía y capacidad de las maquinarías, eficiencia energética, así como la revisión de asuntos formales de las propuestas.
“En virtud de la evaluación técnica y económica realizada, según las bases administrativas de la licitación, la Comisión de Apertura y Evaluación de ofertas propone la adjudicación de la licitación a la empresa Asociación Gremial de Dueños de Microbuses La Serena-Coquimbo LISERCO, que obtuvo el más alto puntaje, correspondiente a 100 puntos”, concluyó el acta de siete páginas, dada a conocer por Semanario Tiempo en su edición anterior.
De esta forma, el proceso pasó a revisión a la Contraloría General de la República para eventuales observaciones y se espera que el 10 de noviembre se notifique a la empresa adjudicataria. El 1 de diciembre, en tanto, se suscribirá el contrato con la cartera pública.
La electromovilidad fue una de las medidas anunciadas por el presidente Gabriel Boric en su Cuenta Pública 2023. Con ello, llega también la regulación a parte del sistema, esto es fijación de la tarifa de los pasajes en base a criterios objetivos, como el valor de la energía, la inflación y el precio del dólar, entre otras, además de la obligación de cumplir con una frecuencia de servicios establecidos. Tras el anuncio presidencial, una de las preocupaciones que inquietaron a los actores del sistema fue si las empresas locales o asociaciones gremiales serían capaces de acudir financieramente a la licitación.

Semanario Tiempo conversó con el presidente de Liserco, Justo Álvarez, quien detalló no solo como encaró el proceso, sino que adelantó conversaciones con varias compañías para llevar lo comprometido en la oferta, a obras y acciones concretas. Entre esas, sostuvo que ya tiene avanzado convenios con Enel, Kaufmann y Andes Motor, además de una factibilidad otorgada CGE para la construcción del terminal de buses.
Álvarez tiene un activo rol como presidente regional de Feronor y presidente nacional de Conabus. A este último cargo incluso, detalló, renunciará para dedicarse al 100% a este proyecto. Para ello, no solo formó “Eserco”, empresa que será titular de la iniciativa de electromovilidad, la que estará conformada por varios socios y tendrá capital propio.
Otras ideas del empresario es efectuar un modelo con buses eléctricos que no necesariamente esté sujeto a regulación, como lo ideado por el Ministerio de Transporte para las comunas de Tiltil, Colina y Lampa, en un convenio con el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago. Es más, las metas de expansión apuntan a participar de la electromovilidad prevista para la capital de la provincia de Limarí, contemplada por la cartera -en cuanto a la presentación de bases de licitación- durante el 2024. “Eso sin pasar a llevar a los conductores de Ovalle”, dijo.

¿Cuál es la evaluación de este resultado en la licitación?
“De momento que nos enteramos por la prensa, específicamente de la licitación, nos molestó bastante porque creíamos que podíamos postular. Prueba de ello es que pedí una reunión con el ministro de Transportes (Juan Carlos Muñoz) para que dieran las explicaciones del caso, donde concurrimos todas las líneas de la región, porque siempre pensé que podíamos postular y que ganáramos todos. El ministro nos recibió con todos sus asesores y le comenté que pudiera abrir (extender) la licitación por 30 días más. Me dijo en ese momento que era difícil, y al poco andar, se contactó conmigo los asesores Vicente Pinto, Alan Sepúlveda y Jorge Gómez. Y llegaron a La Serena, con buenas noticias: se abría el proceso por otros 30 días”.

En ese sentido, surgieron otras ideas…
“La segunda buena noticia es que hay un proyecto que tiene Lampa, Tiltil y Colina, que se puede desarrollar aquí, de buses eléctricos para las líneas, no licitado. Es con el Ministerio de Transportes y con el Gobierno Regional. Eso se lo planteé también a la gobernadora (Krist Naranjo) y dijimos que íbamos trabajar cuando abrieran el proceso”.

Ya entrando al resultado y si bien faltan algunos pasos ¿Cómo toman los resultados preliminares?
“Trabajamos harto tiempo, estábamos a contrarreloj, quedaban como 42 días. Estamos solos, y me reuní con todas las líneas y empresas para presentarle el proyecto y postular. Nombro algunas: Andes Motor, Kaufmann, Enel, Copec, Shell, y otras varias. Después, empecé a trabajar con abogados, ingenieros comerciales, contadores auditores, más los dirigentes de la línea Liserco, y contratamos gente. No había sábados ni domingos, para poder intentar postular. Ese era el logro, decirle al ministro que si luchamos por esto y no postulábamos, éramos pocos serios. Y como no lo somos, entregamos las postulaciones, donde participamos con otras empresas. Llegamos jugando la Champions League porque éramos una asociación gremial que competía con poderosos: dos empresas del Transantiago; Fichtur, que es Pullman Bus; una empresa de Antofagasta y los trolebuses de Valparaíso. ¿Cuándo quedamos tranquilos? Cuando se abrieron los siete sobres y la propuesta de Liserco era la mejor, en lo económico y técnico, y también porque tenemos terminal propio. Después, seguimos, hasta CGE autorizó los trabajos que tenemos que hacer y le dio factibilidad a este proyecto. Estamos trabajando con seriedad y no de postular por postular”.

¿Qué otras acciones han realizado?
“Me reuní con BancoEstado para abrir las cuentas corrientes, acabo de hacer una asamblea (efectuada el lunes 30 de octubre) con 103 socios, donde estamos participando todos, nadie quedó fuera. Hay conductores que llevan años y no podíamos dejarlos afuera. Son parte de la sociedad, tanto la contadora de Liserco y la jefa de todo el personal, también son parte. No somos los típicos empresarios que queremos todo”.

Las empresas que mencionó anteriormente son para la implementación del sistema…
“No habrá ningún intermediario (…) Quien nos va a construir va a ser Enel, la empresa más grande de electricidad en el país, con ellos firmé. Y para traer los 42 buses Foton, tenemos a Kaufmann y Andes Motor. Si ellos creyeron en nosotros, comprenderá que no creo que tengan dudas en el proyecto”.

¿Cómo pretenden levantar el capital para ejecutar la iniciativa?
“Tenga la tranquilidad que las máquinas van a llegar, no puedo hablar más allá de las empresas que están con nosotros. Y prueba de ello es que la formación de Eserco, que va a contar con un capital que lo van a poner todos los accionistas.

¿Cómo estará configurada esa sociedad Eserco?
“La sociedad está integrada por todos nosotros, todos somos accionistas. Hago una reflexión: Usted cree que, si hubieran ganado las empresas grandes ¿iban a incluir a los choferes? Creo que no. Pero, a todos los choferes que compraron máquinas son parte de esto, no los vamos a dejar fuera. Me siento contento y tranquilo que estamos dando una oportunidad. Claro que tienen que cuidar el negocio. Hoy, en esta sociedad Eserco, se impone lo que dice el contrato, se imponen las horas extras y todo lo que corresponde porque es una empresa y no es la sociedad gremial”.

Se sabe que vendrán nuevas licitaciones en electromovilidad ¿Pueden expandirse?
“Me reuní con el presidente (de microbuses) de Ovalle, Mario Araya, y le dije que viene la licitación de Ovalle y Copiapó, y los insté a que postularan (a Ovalle) o acoplarse con nosotros, porque si hoy tenemos la factibilidad, vamos a postular a Ovalle, pero sin pasar a llevar a sus conductores. Si ellos no podían, nosotros podremos, pero no le hago zancadillas a nadie. No voy a repostularme a la presidencia de Conabus, porque me voy a dedicar a esto, a la electromovilidad. En la vida no hay que ser ambicioso, pero hay que proyectarse, y con Eserco, nos vamos a proyectar”.

¿Qué opina de las críticas esgrimidas por el senador Daniel Núñez a su postulación?
“Lo que opine un parlamentario u otro es problema del parlamentario. Yo hago cosas y no hablo cosas. Y hay algunos que hablan y no hacen nada”.