Ley corta que faculta al MOP construir plantas desaladoras queda alojada en el Senado

0
206

Luego que la Cámara de Diputados aprobara de forma unánime la iniciativa que podría acelerar la llegada de esta solución a la región de Coquimbo, a través del modelo de concesiones o fondos sectoriales. Se trata de un compromiso adoptado por el presidente de la República, Gabriel Boric, en su última visita a la zona, lo que fue valorado transversalmente por los parlamentarios.

La Cámara de Diputados aprobó (por unanimidad) el proyecto de ley que modifica el DFL 850 del Ministerio de Obras Públicas (MOP), que amplía las facultades de la cartera y que permitirá que la infraestructura hídrica que desarrolle –ya sea de manera directa con fondos sectoriales o por vía del modelo de concesiones no se limite únicamente a obras de riego, sino que pueda utilizarse para otros fines, como el consumo humano.
La trascendencia de esta iniciativa es que el proyecto establece además la posibilidad de construir desalinizadoras “las cuales se destinarán de forma prioritaria tanto para la función de subsistencia como para el riego, y de forma residual a fines multipropósito”. La medida es seguida con atención en la región de Coquimbo, pues podría acelerar la llegada de esta solución debido a los severos efectos por la extensa sequía que azota a la zona.

El proyecto pasa ahora para la discusión en el Senado y, de ser aprobado, permitirá comenzar con los estudios de desarrollo de una planta desalinizadora en la región, con la finalidad de dar respuesta a la crisis hídrica, tal como lo comprometió en su última visita el presidente de la República, Gabriel Boric, a la comuna de Rio Hurtado.

La ministra de Obras Públicas, Jessica López, explicó que “estábamos restringidos a las obras exclusivamente para riego y la situación hídrica de nuestro país requiere que demos un paso más. El presidente anunció hace poco la construcción de una desaladora para resolver el tema de la región de Coquimbo en particular, que es lo que más nos urge, y para eso necesitamos que el Ministerio esté en condiciones de llevar adelante ese proyecto, porque estábamos restringidos”.
López agregó que “se hace necesario, por tanto, que este Ministerio tenga la facultad y la capacidad de realizar infraestructura hídrica diversa, como desaladoras, embalses, entre otros, que tengan por propósito asegurar el consumo humano, tanto en las ciudades como para los APR en las zonas rurales, también para la agricultura familiar campesina, para la industria, para la minería, para lo que se requiera”.
“La situación que está viviendo el país ya de 14 años de sequía, de cada vez menor disponibilidad de recursos hídricos, hace necesario que busquemos nuevas fuentes y la desalación es una fuente que existe en nuestro país, está aprobada en el mundo y, por lo tanto, teníamos la necesidad de habilitar al Ministerio para poder hacer estas obras”, precisó.

Parlamentarios respaldan iniciativa
Los senadores de la región de Coquimbo, Daniel Núñez, Sergio Gahona y Matías Walker destacaron transversalmente la rápida aprobación de la Cámara de Diputados y se comprometieron a seguir avanzando.
Nuñez destacó que “la región de Coquimbo hoy día está absolutamente agobiada y estresada por la crisis hídrica y no podemos esperar 5, 7, 10 años. Esto requiere una solución inmediata y esta ley corta le da la facultad al Ministerio de Obras Públicas de actuar con mucha mayor velocidad”.

Por su parte, Gahona indicó que “este proyecto de ley que permite al Ministerio de Obras Públicas acometer obras de infraestructura relacionadas con los recursos hídricos, especialmente para el consumo humano. Evidentemente queda un trámite que es en el Senado, pero dado que tenemos la posibilidad de la Presidencia, tanto de la Comisión de Recursos Hídricos como de Obras Públicas, comprometemos la máxima celeridad y, tal como lo ha hecho la Cámara de Diputados, sacar lo más rápido este proyecto”.
El senador Walker señaló que la construcción de las plantas desaladoras es un compromiso que trasciende los colores políticos, y agradeció a la ministra López y jefe de Estado porque está cumpliendo el acuerdo adoptado en la comisión de Obras Públicas del Senado y el compromiso que asumió (Boric) en la comuna de Río Hurtado, en la provincia del Limarí, respectivamente. “Ojalá que tengamos plantas desaladoras multipropósito para las tres provincias”, señaló

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Cifuentes, mencionó que “este será un proyecto que resuelve de manera muy significativa las facultades que tiene el Ministerio de Obras Públicas para poder abordar la construcción de, la manera más urgente posible, una desaladora para nuestra región y, espero yo, para otras regiones de Chile también”.
“Quiero agradecer esta disposición, este sentido de urgencia con la que estamos trabajando porque, sin duda, no podemos esperar hasta el año 2030 o hasta el año 2032. Necesitamos tener una desaladora instalada generando agua dulce lo antes posible en la región de Coquimbo”, sentenció.