Las disímiles reacciones de los gremios a la ejecución de un bypass entre La Serena y Coquimbo

0
199

Si bien se ha valorado las distintas instancias de presentar la iniciativa, los cuestionamientos radican en la falta de accesos al puerto de Coquimbo, la preocupación por el tránsito y una eventual afectación al desarrollo urbano de La Serena.

Las reacciones a la alternativa de construir un bypass entre La Serena y Coquimbo en lugar de intervenir el actual trazado de la Ruta 5 entre ambas ciudades, como parte de las obras contempladas en el Tramo Urbano del proyecto de modernización de la principal arteria del país, entre la capital regional y Los Vilos, adjudicado a la empresa española Sacyr, sigue sin convencer.

A fines del 2022, la Dirección de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (MOP) se inclinó por la idea de materializar una circunvalación en la conurbación, ratificado por decreto presidencial, y reiterada además en la comentada visita de la ministra Jessica López. Ello, produjo la detención de la ejecución de la iniciativa, la paralización de los estudios de ingeniería, a la espera del análisis técnico -cuyo costo considera recursos públicos por $3.000 millones- que viabilizará o desechará dicha posibilidad constructiva, entregando los resultados de ello en septiembre de este año.

Aun así, de acuerdo a la secretaria de Estado, el inicio de la construcción del proyecto global se espera el 2025, y de llegar el bypass, también se realizará cobro de peajes, aunque los habitantes de ambas comunas quedarían exentos.
Con ese preludio, equipo técnico del MOP en Coquimbo, liderado por el seremi Javier Sandoval, dio a conocer a los integrantes del nuevo Consejo Regional de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), sede La Serena, el trazado de la circunvalación. El estudio fue presentado por el jefe de la Oficina Técnica de Sacyr, Evans Castillo.

“Primero destacar que es bueno tener la versión oficial de la propuesta del trazado y de los plazos oficiales. A primera vista se ve un proyecto que integra toda la conurbación y se logra el objetivo de conectar los puntos críticos, por ejemplo, los nuevos hospitales con las comunidades. Se ve un proyecto moderno, pensado integralmente y que viene a dar una solución, porque además no se abandona la ruta 5 Norte”, afirmó el presidente de la CChC La Serena, Felipe Páez. Sin embargo, agregó que “nos queda la duda de qué va pasar con el tramo que afecta la zona de futuro desarrollo urbano de la comuna de La Serena y donde están emplazados gran parte de los colegios de la zona, pensando por supuesto en nuestro Plan Regulador Comunal. Esto no puede quedar como zona de sacrificio, porque además tenemos que pensar en la solución habitacional de miles de familias”.

Cabe recordar que, desde el mundo agrícola, la presidenta de la Sociedad Agrícola del Norte, María Inés Figari, manifestó su preocupación sobre cómo esta iniciativa ayudaría a hacer más accesible el Puerto de Coquimbo. “La conectividad con el puerto está bien escasa y es necesario contar con una buena disposición. Hemos luchado desde hace muchos años por tener un puerto muy moderno, que van a llegar barcos de gran envergadura y hoy no contamos con la fluidez necesaria”, argumentó la dirigenta.

La preocupación por el tránsito y los accesos también fue esgrimido por el presidente de la Asociación Gremial de Industriales de Coquimbo, Arturo Castillo, quien expresó la importancia de estar presente en estas instancias. “El sector industrial requiere de pistas nuevas, de calles nuevas para poder trabajar en sus proyectos, en sus descargas, en sus procesos y eso es importante porque es un aporte al crecimiento regional y a la generación de empleos”, indicó.

Ante las críticas que ha recibido el proyecto, el seremi Sandoval señaló que “hemos ido adaptando el proyecto de tal manera de minimizar impactos negativos en los planes de desarrollo o en lo que está desarrollado, ya sea haciéndolo soterrado, con trincheras, que tengan paisajismo, que tengan parques por encima, que no se note que hay una autopista por abajo y también generando la conectividad o los enlaces y atraviesos necesarios con la circunvalación, en los puntos donde se requiera, de tal manera que estos nuevos desarrollos tengan su acceso tanto a la circunvalación como su conectividad con el resto de la ciudad”.

Marcos Carrasco, presidente de la Multigremial de Coquimbo, indicó que “este gran proyecto va a mejorar la calidad de vida de la conurbación. Creo que es un bypass, una circunvalación es tremendamente necesaria y ojalá esto se haga pronto. Sabemos que los estudios muchas veces se alargan, pero lo importante es que está la voluntad y está la idea de ofrecer esta solución a la comunidad de la Serena y Coquimbo”, precisó.