Gobierno blinda a Leonardo Gros, luego que Dominga anunciara acciones legales por ocultación de información

0
340

Secretario regional ministerial afirmó ante el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad que Andes Iron, propietario de la iniciativa minero-portuaria, no cuenta con concesión marítima en la comuna de La Higuera, siendo que la empresa cuenta con un permiso vigente, otorgada por Decreto N°405/2012 del Ministerio de Defensa.

Los coletazos de la tensa sesión del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y Cambio Climático no cesaron y llegaron a la región de Coquimbo, producto de las intervenciones registradas en la transmisión en vivo de la instancia que habilitó el Ministerio del Medio Ambiente, luego que uno de los temas centrales estaba en la revisión del Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU) que busca implementarse para las regiones III y IV.
Y es que luego de solicitar la palabra ante los Ministros y Ministras que componen el Consejo, Leonardo Gros, seremi del Medio Ambiente de Coquimbo, aseguró que el proyecto minero-portuario Dominga no cuenta concesión marítima, lo que no solo fue descartado por el titular de Dominga, la empresa Andes Iron, sino que anunció acciones legales contra Gros, y contra quienes resulten responsables, por ocultación de antecedentes, “en razón de haber omitido de manera deliberada antecedentes básicos y objetivos al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y Cambio Climático, acción que perjudica de manera gravísima a la compañía”.
A través de un comunicado, la empresa indicó que Dominga “cuenta con una concesión marítima vigente, otorgada por Decreto N°405/2012 del Ministerio de Defensa. “Cabe señalar que desde hace varios meses el Ministerio del Medio Ambiente ha venido trabajando en una propuesta para crear un AMCP-MU (…) Esta propuesta señalaba que quedarían excluidas de la zona protegida todas aquellas concesiones marítimas vigentes, omitiéndose la concesión marítima vigente que posee Andes Iron en la Bahía Totoralillo Norte, otorgada por Decreto N°405/2012 del Ministerio de Defensa, que le permite instalar un terminal de embarque para concentrado de hierro. Ante esta omisión, antes de la mencionada reunión, Andes Iron envió una carta al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y Cambio Climático, representando a la instancia la ya señalada inexplicable discriminación”, mencionó el escrito.
Agregó que “pese al reparo realizado y frente a consultas realizadas por miembros del Consejo respecto de cómo impactaría la creación de AMCP-MU para distintos proyectos de puertos en La Higuera, el seremi de Medio Ambiente de Coquimbo, faltando a la verdad, indicó que Dominga no contaba con concesión marítima. Para Andes Iron la conducta del señor Gros, sumada a un conjunto de eventuales irregularidades en torno al intento de declaración de la señalada AMCP-MU, podría corresponder a posibles delitos de prevaricación administrativa y ocultación documental, además de otras figuras sancionadas por la normativa administrativa”, explicó la firma, que precisó que durante “los próximos días se presentarán las respectivas querellas para que el Ministerio Público investigue estos hechos, que a juicio de la compañía resultan perjudiciales para el desarrollo de Dominga y limitan el futuro de la Región de Coquimbo al pretender cerrarse la posibilidad de desarrollo de puertos, plantas desaladoras, corredores bioceánicos, actividades mineras e industriales, entre otras”.
“Cabe señalar que Andes Iron no se opone a la creación de un AMCP-MU, pero sin duda, al igual que en países desarrollados, estas deben implementarse con proceso de participación cuidada adecuados y compatibilizando la protección del medio ambiente con el desarrollo de actividades económicas sostenibles”, culminó la empresa.

En respuesta, durante la tarde de ayer, el Ministerio del Medio Ambiente, a través de una declaración pública, mantuvo que el Seremi del Medio Ambiente de la Región de Coquimbo, Leonardo Gros, en ningún caso ocultó información, pues sus declaraciones solo respondieron a una “confusión” del momento sobre proyectos que se encuentran en el área. “Aquello no pudo generar perjuicio alguno, ya que la decisión fue pospuesta para una nueva sesión del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y el Cambio Climático”, mecionó.
“En el proceso de elaboración no ha existido ninguna forma de ocultación de información. En el lapso de un año han existido múltiples instancias de difusión, sociabilización y participación ciudadana, realizando 15 talleres, con representantes del mundo académico, social, político, privado y de los servicios públicos pertinentes. Como Ministerio, estaremos disponibles para continuar con la socialización de la propuesta del Área. Adicionalmente, los antecedentes, incluyendo la existencia de concesiones marítimas, se encuentran en el informe técnico justificatorio del proceso de declaratoria”, añadió la cartera liderada por Maisa Rojas.
Conjuntamente, destacó que los procedimientos para declarar áreas protegidas son totalmente distintos a los de aprobación de proyectos de inversión. “Al respecto, cabe aclarar que la existencia o no de permisos previos, como puede ser una resolución de calificación ambiental, no impide la declaración de áreas protegidas, según lo ha dictaminado en reiteradas ocasiones la Contraloría General de la República, por tratarse de situaciones consolidadas”, precisó.
“Finalmente, señalar que se ha utilizado la figura de área marina protegida de múltiples usos, la que, justamente, busca compatibilizar la conservación y protección del medioambiente con el desarrollo de actividades sustentables. Esta figura permite armonizar los múltiples e importantes usos que existen en el área pues permite la continuidad de las actividades de pesca, turismo, la investigación y la educación, siempre en compatibilidad con los fines de protección del área”, sentenció.