FELIPE PÁEZ, CCHC LA SERENA: “Necesitamos un shock transitorio que active la demanda inmobiliaria”

0
153

De acuerdo presidente regional del gremio constructor e inmobiliario, estimular la ejecución de proyectos inmobiliarios no solo es necesario para reactivar la economía y el empleo de la región de Coquimbo, sino que es la receta para salir de una de las peores crisis del sector de los últimos 20 años, causada por la paralización de obras, el aumento de los costos de materiales, créditos con tasas más altas, inflación y la baja disponibilidad de terrenos.

Desde la segunda mitad del año, Felipe Páez, conduce la Cámara Chilena de la Construcción, CChC La Serena. El ingeniero Civil Industrial es parte de una nueva generación de líderes -su padre, Jorge Páez, fue presidente de este gremio en dos períodos- y busca generar un sello propio al mando de la organización, en medio de los coletazos que aún experimenta el rubro por el deterioro post pandemia y el estallido social.
Ello, manteniendo intacta la prioridad de contribuir en la calidad de vida de los trabajadores y aportar al desarrollo de los habitantes de la zona. “Desde ese punto de vista, la Cámara y el trabajo gremial encanta (…) Tenemos la suerte que hoy los nuevos liderazgos vienen desde finales del estallido social, donde la actividad bajó y no logró reactivar por los problemas de la pandemia. Por lo tanto, el sello que se ha tomado es preocuparnos por nuestros socios y ver qué podemos hacer para aportar al desarrollo y generación de empleo”, dice.
En ese sentido, apela a la aceleración de proyectos públicos y privados, incluso sobreponiendo los segundos a los primeros. Y es que para Páez esa debiera ser la receta para salir del estancamiento local, no solo en el ámbito económico, sino de una de las peores crisis del sector en los últimos 20 años. Ese es el “shock: activar la demanda inmobiliaria”
“Desde el punto de vista de infraestructura estamos al debe en la región. No se han realizado proyectos de infraestructura mayores en los últimos años. Pero, estos proyectos son a largo plazo. Una desaladora puede partir construyéndose en dos años más, con suerte; el tranvía, no sé. Lo que sí reactiva la economía, ahora ya, son los proyectos de construcción, por eso estoy hablando que necesitamos un shock transitorio que active la demanda inmobiliaria”, reitera.

  • Y esta crisis, ¿afecta a todos los empresarios por igual?
  • “Esto partió afectando primero a las constructoras por la paralización de obras, tanto privadas, como públicas. Después, por el aumento de costos. Las constructoras tenían contratos a precio fijo. Después pasa al mandante, que vienen siendo las empresas inmobiliarias, y hoy es una crisis inmobiliaria. Las constructoras tuvieron su crisis y siguen teniéndola, pero las inmobiliarias están pasando por un muy mal momento”.
  • En cifras, ¿cómo está el panorama?
  • “Hoy los stocks están subiendo a nivel luz roja. No se está reponiendo la batería de proyectos. Tenemos una baja sostenida de ingreso de nuevos proyectos al mercado, en un 50% desde finales del 2019. Claramente, hay más iniciativas con subsidios, lo que hace que esta caída no sea mayor. Hoy, estamos al mismo nivel de proyectos que hace 20 años”.
  • Y ahí ¿qué es lo más preocupante?
  • “Hay una serie de factores que provocan que acceder al crédito sea muy difícil. Obviamente, partió porque las viviendas están con un valor alto producto del aumento de los costos de (los materiales) construcción. Hay que sumar la inflación, y las tasas porque un 4,7% es muy alta respecto a las que estábamos acostumbrados, que eran cerca del 2%. Y si uno suma todos esos factores, hace que la toma de decisión se postergue, porque los bancos también están más selectivos”.
  • Y en eso, ¿la disponibilidad de terrenos es tema?
    “Fue uno de los factores para que el precio de las viviendas suba, por no tener planes reguladores actualizados. Eso pasó en La Serena y Coquimbo. Pero, tuvimos la suerte que hace muy poco se actualizaron, por lo tanto, hay disponibilidad, aunque hay mucha (predios) sin disponibilidad de agua. Ahí hay un desfase que se debiera revisar”.
  • Porque, finalmente, sin agua no se puede hacer mucho…
    “Hay que revisar y entender por qué no se hace de esa manera. No es algo inmediato. En el mundo ideal deberían ir de la mano”.