Fase de estudios de ingeniería para el Aeródromo La Florida se concentran en área exterior del recinto

0
136

La nueva concesión del terminal aéreo -la tercera de su historia- considera una inversión total de US$59 millones, que permitirá mejorar y ampliar la superficie de la terminal en 9.190 m2, pasando de 4.360 m² a 13.550 m2. En su fase de construcción contempla la contratación de 250 personas.

Desde hace tiempo la dirección de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (MOP) viene mencionando que el aeródromo La Florida cumplió con el requisito de transportar a 540 mil pasajeros al año. Ese fue el requisito establecido en las bases de la tercera licitación del recinto aéreo -agravado por la pandemia del coronavirus y el descenso en el tráfico- para iniciar la construcción del proyecto de ampliación, que en un momento calendarizó obras para este año.
La nueva concesión considera una inversión total de US$59 millones, que permitirá mejorar y ampliar la superficie de la terminal en 9.190 m2, pasando de 4.360 m² a 13.550 m2. En su fase de construcción contempla la contratación de 250 personas y será ejecutada por el “Consorcio Aeropuerto IV Región”, integrada por las empresas Cointer Chile S.A y Concesiones Coquimbo SpA. Dicha firma tiene un plazo variable máximo de explotación y operación de 260 meses (21 años y 8 meses).
“Las obras contempladas están para el primer semestre de 2024, así que no alcanzarían a empezar a ejecutarse este año”, dijo el Seremi de Obras Públicas, Javier Sandoval, quien explicó que durante el 2023 los estudios de ingeniería se concentrarán en la infraestructura que circunda al recinto, incluyendo su acceso vial.

MEJORAS
El mejoramiento del aeródromo considera dos nuevos puentes de embarque (en la actualidad no existen), tres cintas de retiro de equipaje, cuatro máquinas de Revisión (AVSEC) y 16 counters para las aerolíneas.
A lo anterior se suman 175 nuevos estacionamientos públicos (pasando de 231 a 406); aparcamientos para taxis, buses, minibuses, custodia, rent a car, servicios públicos, sociedad concesionaria, carga y DGAC; nuevas vías de acceso al aeropuerto, incluyendo cruce semaforizado, paraderos de buses y sus refugios; reemplazo de la señalética existente y desarrollo de zonas de paisajismo y áreas verdes.
Las futuras obras y estructuras consideran también edificios claves en el funcionamiento del aeropuerto: subestación eléctrica aeronáutica; caseta de control de acceso a instalaciones de la Dirección General de Aeronáutica Civil; estaciones de transmisores; estaciones de receptores; instalación de combustible terrestre; puesto de inspección de carga y puesto de control de acceso a sector carga, y suministro e instalación de sistema fotovoltaico de generación de electricidad.