El propio MOP regional también pidió a SACYR que realizara el estudio por un posible Bypass en conurbación La Serena-Coquimbo

0
151

Entre tanto, ya comenzó a regir la nueva concesión y el nuevo cobro en carretera hacia y desde Los Vilos. De acuerdo a la Dirección de Concesiones del MOP, obras podrían comenzar el 2024.

Este año será clave para la ejecución del proyecto “Segunda Concesión Ruta 5, tramo Los Vilos-La Serena”. Y partió con cambio de operador porque desde el 15 de diciembre del 2022, la empresa española Sacyr inició la explotación del trayecto, con la obligación de ingresar a tramitación una Consulta de Pertinencia (CP) ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).
El proyecto considera dos partes: el interurbano y el urbano. Eso es lo que fue adjudicado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP) a la firma, quien comprometió una inversión por US$550 millones.
El primero es un trayecto desde el kilómetro 244,5 y abarca a las comunas de Los Vilos, Canela, Ovalle y Coquimbo (sector El Panul). El segundo, en tanto, incorpora el desarrollo de los 16 kilómetros que separan a la ciudad puerto y la capital regional. En esta última fase, se consideran dos vías expresas de tres pistas por sentido; 9 nuevos enlaces desnivelados y la ampliación de los existentes; tramos con soterramiento de calzada expresa (aproximadamente 3 Km de trinchera); nuevas pasarelas peatonales (4); cuatro puentes nuevos en estero Culebrón, de 3 pistas en vía expresa y 2 pistas calle de servicio; paraderos de buses; veredas peatonales y ciclovías, además de cierres perimetrales laterales, entre otras (ver mapa).
Durante el 2022 transitaron más de 7,5 millones de vehículos por la Ruta 5 entre Los Vilos y La Serena, recuperando los flujos normales previo a la emergencia sanitaria y un 17% más que el 2019, último año normal después de la irrupción del Coronavirus (ver tabla).
Para el seremi de Obras Públicas, Javier Sandoval, la ejecución de la iniciativa está dentro de los plazos previstos, especialmente el desarrollo de la ingeniería del tramo interurbano. Según dio a conocer Semanario Tiempo, la Dirección de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (MOP) solicitó a Sacyr la “obligación” de ingresar la Pertinencia Ambiental del tramo interurbano, que deberá concretarse 30 días después del 15 de diciembre del 2022, fecha que se da por iniciado el periodo de explotación del tramo.
Fue en agosto del año pasado que Concesiones sostuviera que el tramo urbano se encuentra con observaciones, “por la decisión del concesionario de realizar la presentación de alternativa de trazado al proyecto urbano (bypass Coquimbo-Serena)”. “Bypass Coquimbo-La Serena”, es la alternativa que la empresa que Sacyr evaluaría para implementar.
Consultado ese entonces, el titular del MOP, Juan Carlos García, comentó que en este momento se están haciendo todas las obras propias de la carretera no urbana, y los estudios ambientales respecto al área urbana. “He comprometido que, en el marco de estos estudios, podamos analizar todas las opciones de manera que la integración de esta ruta y la convivencia de esta ciudad, sea lo mejor posible. Son obras que están en curso, algunas de ellas en tramites ambiental, pero son contratos que van firmemente avanzando en diferentes etapas, porque son obras con realidades distintas. Es muy distinto una obra que pasa por Coquimbo y La Serena, y la ruta interurbana, pero le hemos pedido a la empresa que trabaje con el mayor rigor y la mayor celeridad, y con los máximos estándares que nosotros como Ministerio de Obras Públicas hemos exigido”, acotó a este medio en ese momento la autoridad.
Respecto al avance de esta idea, Sandoval complementó que su viabilidad todavía se está “dilucidando administrativamente”, pero confesó que este requerimiento surgió impulsado por diversos actores, incluso la cartera pública. “Se entiende la necesidad regional de abordar este requerimiento fue impulsado por diversas voces de la región, incluido nosotros, en requerimiento de poder estudiar esta alternativa. Así que se está avanzando en torno a poder iniciar estudios del bypass”, afirmó.
Se estima que las obras definitivas podrían producirse el 2024, después de autorizada la viabilidad ambiental de la iniciativa.