El primer semestre del 2024, Municipio espera licitar obras para finalizar el Mercado del Mar

0
150

La funcionalidad de la infraestructura será agrupar y ordenar a los diversos locatarios de cocinerías y puestos de ventas de mariscos que se encuentran establecidos en el sector de la Costanera de la ciudad puerto, a través de un edificio, de tres pisos, con una superficie de 5.716 metros cuadrados. Recursos sectoriales, del Gobierno Regional y propios ayudarían a terminar la obra.

Para el primer semestre del 2024 está contemplado el llamado a licitación para las empresas interesadas en terminar las inconclusas obras del Mercado del Mar, emplazado en la avenida Costanera de Coquimbo. Esto, luego que la iniciativa sorteara una consulta ambiental -ingresada por el arquitecto de la Secretaría de Planificación (Secplan) de la Municipalidad de Coquimbo, Carlos Guerrero- para determinar si era necesario ingresarlo a evaluación ambiental.

Luego de tener el visto bueno de la directora del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) en Coquimbo, Claudia Martínez, el municipio ahora emprendió la búsqueda para conseguir los recursos para financiar la iniciativa, cuya funcionalidad permitirá agrupar y ordenar a los locatarios de cocinerías y puestos de ventas de mariscos que se encuentran en el sector de la Costanera de la ciudad puerto, a través de un edificio, de tres pisos, con una superficie de 5.716 metros cuadrados (m2).
De acuerdo a los antecedentes en el expediente entregado al SEA, el proyecto requerirá de una inversión de US$9,9 millones para habilitar 110 locales de venta. De esta cobertura, 84 corresponden a locales o puestos de mariscos y pescados frescos, ubicados en el primer nivel, y los restantes 26 corresponden a cocinerías o restoranes distribuidos -de preferencia- en el segundo piso. Además, se prevé la construcción de un muelle peatonal, con una superficie de 906,35 m2, en base a pilotes de hormigón, vigas metálicas y pavimento.

“El Mercado del Mar es una obra emblemática de la comuna, que muestra una señal que es difícil sacarla de la mente de los coquimbanos, que tiene relación con el abandono que se sufrió en los periodos anteriores. Cuando llegamos a la municipalidad, en primer lugar, logramos hacer los estudios, actualizarlos, e ingenieros se metieron a bucear para determinar que la obra es recuperable: se revisaron los fierros, la oxidación. Ingresamos toda la información que era necesaria para poder determinar si podíamos levantar la obra nuevamente”, dijo Manouchehri.
Respecto al mecanismo de financiamiento, el jefe comunal explicó que el Gobierno Regional mantiene unos $3.000 millones que no se ejecutaron, aunque, esos montos, se deberán suplementar por otros $4.000 o $4.500 millones. En ese sentido, Manouchehri mencionó que existe voluntad política no solo del Gobierno Regional, sino del Consejo Regional y otros organismos sectoriales para aportar los recursos que faltan. Sobre esto último, el alcalde indicó que ha sostenido reuniones con la ministra del Interior, Carolina Tohá, y el ministro de Hacienda, Mario Marcel, entendiendo que el Ejecutivo “tiene la intención de recuperar obras paralizadas o sacarlas adelante con las líneas de financiamiento que sean necesarias”.
“Muchas veces este tipo de determinaciones no pasa solo por la intención que puede tener un municipio, el alcalde o la comunidad, pues hay que aterrizarlo a la realidad económica”, precisó.

Manocuehehri dispuso de equipos municipales dedicados exclusivamente a “levantar” el Mercado del Mar. Por ahora, existen trabas relacionadas a errores que no se consideraron en el desarrollo del proyecto original, hace más de siete años, las que se encuentran subsanando, junto Empresa Portuaria Coquimbo (EPCO), firma estatal que posee propiedades que deben traspasarse a bienes nacionales de uso público.
El 13 de octubre del 2020, la Municipalidad de Coquimbo firmó un convenio con EPCO, donde las partes acordaron materias de colaboración en torno al turismo, fomento, e ir pactando un intercambio de iniciativas, proyectos, programas e ideas que vayan destinadas a la ejecución de obras de desarrollo local, fortalecimiento de instrumentos de gestión local y recuperación del borde costero de la ciudad.
En ese sentido, se facultó a la casa consistorial a habilitar un paso vehicular con el objeto de comunicar las dependencias del Mercado del Mar con la avenida Costanera, además de un acceso peatonal central, de 12 metros de ancho, e instalar subterráneamente las conexiones de los servicios de agua potable, alcantarillado y eléctrico del Mercado del Mar.