DGA del MOP aprueba acuerdo de redistribución de aguas de la Junta de Vigilancia del río Elqui para garantizar consumo humano de La Serena y Coquimbo

0
833

Con la reforma al Código de Aguas, en zonas con decretos de escasez, DGA puede exigir esta medida y así entregar seguridad hídrica en sector gravemente afectado por la sequía.

En la sesión de la Comisión de Recursos Hídricos del Senado realizada en Ovalle, se dio a conocer por parte de la Dirección General de Aguas del MOP la aprobación del acuerdo de redistribución presentado por la Junta de Vigilancia del río Elqui y sus afluentes para garantizar el agua superficial que necesita la empresa sanitara Aguas del Valle para satisfacer la demanda de agua potable del área urbana de La Serena y Coquimbo.
En el marco de la implementación de la reforma al Código de Aguas, la DGA priorizó normativa relacionada con la escasez hídrica, considerando que ya son 14 años de sequía; por lo que el acuerdo aprobado a la Junta de Vigilancia es el primero en cumplir con las condiciones técnicas mínimas, obligaciones y limitaciones establecidas por la autoridad del agua para asegurar el consumo humano de la población.
Al respecto, el director general de Aguas, Rodrigo Sanhueza, quien estuvo presente durante la sesión en Ovalle, comentó que “acá hubo voluntad de trabajar en conjunto, superar las diferencias y así lograr un acuerdo que permita asegurar el agua para consumo humano. De esta forma, la Junta de Vigilancia del río Elqui se transforma en la primera Junta en alcanzar este hito”.

Por su parte, Alex Cortés, gerente de la Junta de Vigilancia del río Elqui, en la misma instancia, manifestó su satisfacción de haber logrado la aprobación del acuerdo y agradeció el apoyo técnico brindado por la DGA.
A partir de la reforma al Código de Aguas, el decreto de escasez puede prorrogarse por un año, y una vez emitido, con el fin de reducir al mínimo los daños derivados de la sequía para garantizar el consumo humano, saneamiento y uso doméstico, la DGA puede exigir a las Juntas de Vigilancia la presentación de un acuerdo de redistribución dentro del plazo de 15 días corridos contados desde la declaración de escasez.
La solicitud del acuerdo realizada en dos oportunidades por parte de la DGA se dio en el marco del decreto de escasez emitido el 6 de julio de 2022, el cual expiró el 6 de julio de 2023, prorrogándose por un año más.
De este modo, la Junta de Vigilancia del río Elqui presentó el acuerdo el 6 de septiembre de 2022, el cual fue revisado por la DGA, haciendo observaciones, solicitando la presentación de antecedentes complementarios, aclaraciones y/o correcciones, para finalmente ser aprobada la versión final ingresada por la organización de usuarios el 5 de julio de 2023.

En concreto, este acuerdo permite asegurar el agua superficial que necesita la empresa Aguas del Valle para satisfacer la demanda de agua potable de las y los habitantes de La Serena y Coquimbo. Para lograrlo, la Junta de Vigilancia en su modelo de reparto de aguas se encarga de entregar los caudales que le corresponden a la sanitaria, la cual es parte de esta organización de usuarios. Al mismo tiempo, establece que, si el embalse Puclaro sufriera una baja en el volumen almacenado igual o inferior a 8 millones de metros cúbicos, la Junta destinará el agua disponible exclusivamente para el consumo humano del servicio sanitario urbano, respetando así el convenio suscrito entre la JVRE y Aguas del Valle vigente desde agosto 2022 hasta agosto 2026.