Consejeros buscan alternativas para la disposición de residuos sólidos por fin de vida útil de El Panul

0
95

El único relleno sanitario autorizado tiene 24 meses más de vida útil, los cuales podrían extenderse en caso de existir un proyecto adecuado. Consejeros de la comisión de Medio Ambiente solicitan acelerar los estudios para un centro integrado de tratamiento de residuos.

En los próximos 24 meses deberá estar definido el futuro de los residuos domiciliarios de La Serena, Coquimbo, La Higuera y Andacollo, ya que en este periodo finalizará la vida útil del actual relleno sanitario El Panul, sobre el cual aún no se ha planteado un proyecto de continuidad.
Así fue abordado durante la comisión de Medio Ambiente del Consejo Regional (CORE), la que recibió a la empresa sanitaria tras una visita que realizaron los consejeros Pedro Valencia y Javier Vega la semana pasada para obtener información detallada de su operación y las proyecciones futuras.

Una situación que genera una preocupación en los consejeros, ya que según se informó de parte del equipo de profesionales del Gobierno Regional que si bien existe el diseño de un centro integral de tratamiento de RSD (residuos sólidos domiciliarios), no hay un terreno para su construcción y posterior operación, proceso que podría tardar incluso 5 años.
“Creo que esto nos lleva a tomar este tema como una urgencia, una solución, poque contar hoy día con un centro integral de tratamiento de residuos no será posible a corto plazo, se habla años para poder implementar un relleno sanitario, poder lograr un centro de reciclaje o recuperar energía a través de los gases. Eso no es posible en el corto plazo en la región”, comentó Pedro Valencia, presidente de la comisión.
Los consejeros acordaron solicitar a la Gobernadora Krist Naranjo un informe sobre el estado actual del proyecto de adquisición, a través de expropiación, del inmueble para la ejecución, construcción y concesión de un Centro Integrado de Manejo de Residuos Sólidos Domiciliarios, que incluye un relleno sanitario. Se trata de un acuerdo adoptado en julio del 2020 y que comprometió una inversión de $277 millones.

Por el momento, los consejeros solicitarán al Ejecutivo expresar la voluntad política del CORE para desarrollar un plan de contingencia que permita ampliar la vida útil del relleno sanitario el Panul en seis años a partir de la fecha que termine el período legal de funcionamiento (24 meses más) otorgado en la resolución de calificación ambiental. Dicho plan de contingencia tiene pensado incorporar tecnología y el reciclaje de los RSD que ingresan al relleno.