Con dos años de espera, este mes es clave para la ejecución de programa para la pequeña minería

0
96

Hasta fines del año pasado, el Gobierno Regional de Coquimbo y la Subsecretaría de Minería tenían plazo para suscribir el convenio que se desarrollará en un plazo de 18 meses. Finalmente ocurrió, pero debe sortear el proceso de revisión de “toma de razón” por parte de la Contraloría.

Son dos años de tardanza. Los perjudicados: más de 4 mil pequeños mineros. Pese a esos antecedentes, con buenos signos inició el trabajo de comisiones 2024 en el Consejo Regional (CORE) de Coquimbo, luego que se dieran avances sobre la tramitación del programa “Transferencia para el Desarrollo Sostenible de la Minería de Menor Escala de la Región de Coquimbo”, que actualmente se encuentra en la Contraloría para sortear el proceso de “toma de razón”.

La información fue entregada por la seremi del ramo, Constanza Espinosa, pues en los últimos días del 2023 fue aprobado y firmado por el Gobierno Regional y la Subsecretaria de Minería el convenio que permitirá la puesta en marcha de esa iniciativa. La inversión llega a los $1.598 millones y se ejecutará en un periodo de 18 meses.
“Este es un trabajo muy largo por parte de esta cartera y agradezco profundamente el trabajo de los funcionarios del GORE. El foco siempre será fortalecer la minería artesanal, que es la riqueza cultural que define nuestra región”, sostuvo Espinosa. En ese sentido, la autoridad también expresó su gratitud con los consejeros regionales, pues “en su momento (abril de 2023) aprobó este proyecto de manera unánime, luego de muchos meses de modificación y observaciones”.

Según Espinosa, los recursos servirán para que los pequeños productores puedan regularizar sus permisos y autorizaciones, y así desempeñar la actividad de forma “segura”. Asimismo, facilitará la contratación de profesionales y técnicos en dicha Secretaria Regional Ministerial, y la reapertura de las oficinas provinciales, “lo que permitirá formalizar las faenas mineras con un plan de explotación y cierre, declaraciones mineras, y asistencia técnicas y jurídicas”.
En este último punto, un geólogo o geóloga orientará al minero en la búsqueda de vetas o seguimiento de éstas, y de ese modo realizar una explotación más segura. Para aquello, el 50% restante de la inversión será destinado a mejorar la productividad, con la entrega de equipamiento y elementos de protección personal a los trabajadores, y por otro lado incentivar el uso de la normativa de seguridad y evitar, con ello, accidentes al interior de las faenas.

La ejecución del programa está prevista para febrero del presente año, lo que está sujeto a los resultados de su paso en la Contraloría.
“Como comisión de Minería, Energía y Medio Ambiente estamos muy contentos. Estuvimos hasta casi las últimas horas del año 2023, esperando que este convenio viera la luz. Fue firmado por la gobernadora y la Subsecretaria de Minería, y ahora está en Contraloría. Tardó dos años en salir, así que comenzamos este año 2024 con esta buena noticia, porque esto va a traer dinamismo a la economía local, tan afectada por el tema de la sequía”, indicó el presidente de esa instancia, el consejero Pedro Valencia.