COBRE DE CHILE: ALMIRANTE Y ESPERANZA.

0
115

“No pondré mi firma para privatizar el Cobre, donde todo Chile firmó para nacionalizarlo”.
Cita del Almirante Don José Toribio Merino, recordada por el ex Senador Don Jorge Lavandero, en una exposición en la Municipalidad de La Serena.
Ya habíamos perdido una oportunidad. cuando en la 2ª. Guerra Mundial nos declaramos aliados de Estados Unidos y de la Unión Soviética. Y les “regalamos” nuestro cobre y otros recursos.
En 1953 en el Gobierno de Don Carlos Ibañez se creó el Ministerio de Minería.
Don Radomiro Tomic, fue Maestro en predicar, fundamentar y convencernos que “El Cobre es Chileno”.
Luego, en el Programa y Gobierno de Don Eduardo Frei Montalva se aplicó la táctica de comenzar por Chilenizar el Comercio del Cobre, que luego pasó a la compra convenida de algunas explotaciones, a valor libro. Una buena y prudente opción. Que creó conciencia de la necesidad y capacidad de Nacionalizar el Cobre. Producirlo y venderlo.
Fue la base para que en el Gobierno de Don Salvador Allende, se aprobara por unanimidad del Congreso Nacional , el 11 de Julio de 1971, la Ley N° 17.450 que reformó el Artículo 10 dela Constitución de 1925, para permitir Nacionalizar la Gran Minería del Cobre y otros minerales. Controversias sobre indemnización, generaron fuerte boicot externo. Y situaciones internas.
Desde su inicio la Junta de Gobierno siguió administrando la Nacionalización del Cobre.
La Constitución de 1980, no obstante fuertes presiones neoliberales, mantuvo esa Reforma.
Pero, resquicios con interpretaciones, “normativas vigentes” y medidas de hecho, en especial a partir de 1990, fueron abriendo paso a la Privatización del Cobre y la Gran Minería en general.
Recordemos que hasta 1989 el cobre aportaba el 25% al Presupuesto Nacional. En 2020 el 5,9%.
En el Gobierno de Frei Montalva el cobre se cotizó entre 0,80 y 1,25 dólares la libra. Grandes históricas obras se realizaron en ese Gobierno. Hoy se ha cotizado a más de 4 dólares la libra.
Hoy, queremos, necesitamos y podríamos recuperar nuestros minerales. Estaría la facultad en la Constitución actual para hacerlo con un simple Decreto Supremo Presidencial. Dicen algunos.¡Cuánto Trabajo y Bienestar tendríamos los chilenos, y cuánta Dignidad y Soberanía la Patria!.
Es la Esperanza. Legitimada en la calle, las urnas, las circunstancias ¿y la actual Constitución?.

Artículo de opinión.
Por Pedro Prado Moreno